FÚTBOL

Las confesiones del parón: Bale, Morata, Xavi, Casillas...

El frenazo del fútbol por el coronavirus ha hecho que en este confinamiento sean habituales las entrevistas de futbolistas y exfutbolistas. Estas son las declaraciones más llamativas.

Las confesiones del parón: Bale, Morata, Xavi, Casillas...

El frenazo al que se ha visto obligado el fútbol por culpa del coronavirus ha hecho que en estas semanas de confinamiento sean habituales las entrevistas de futbolistas y exfutbolistas, sobre todo en las redes sociales. En muchas de ellas, los aficionados han podido conocer anécdotas, revelaciones sobre algunos momentos icónicos del fútbol, confesiones sobre el futuro, o ver el lado más personal de estos deportistas, como por ejemplo la versión ‘MasterChef’ de Hazard, que preparó unos guisantes con vinagreta de curry y un Cordon Bleu en el programa francés Tous en cuisine. Estas son las declaraciones más llamativas de este parón.

Gareth Bale hace un guiño a la MLS: “Es una liga que está creciendo y que continúa su desarrollo. Son muchos los jugadores que quieren ir allí ahora. Definitivamente, es algo que me interesaría. Además, me encanta ir a Los Ángeles de vacaciones. Juego mucho al golf cuando voy allí".

Marcelo y su futuro: “Yo no quiero salir y creo que el Madrid no me dejarían. Aquí estoy muy bien. Desde que he llegado aquí con mi familia, tengo una historia increíble. No sé si es verdad de que la Juve me quiere”.

Benzema, dardo a Giroud: “No podemos confundir y no hay que confundir a un coche de Fórmula 1 con un coche de karts. Yo soy amable con él, pero yo soy el Fórmula 1. Funciona en Francia porque tiene a grandes jugadores como Griezmann y Mbappé. Él hace su trabajo. No sé si a todos les gusta su juego”.

Hazard y el confinamiento: “¡Para mí también es complicado! Pero intento no comer mucho, intento no ir mucho a la despensa a por bollos, que la tengo aquí al lado, pero no es fácil”.

Casillas, sobre el infarto: “Después del ataque al corazón, estuve triste durante aproximadamente un mes, tenía miedo de caminar, dormir y hacer algún esfuerzo físico. Era imposible. Ahora no, me siento bien”.

Arbeloa y su relación con Casillas: “Siempre hemos tenido una muy buena relación. Como con mucha gente puedes tener roces o momentos en que la relación no es la misma, pero no tengo ningún problema con él. Al contrario, es vecino mío y si algún día necesita huevos me puede llamar tranquilamente”.

Roberto Carlos no dejó que cedieran a Marcelo: “Coincidí con Marcelo en el Real Madrid cuando tenía 18 años. El Madrid quería cederlo a algunos clubes aquí en España y yo fui el primero en decir que no, Nananinanão”.

Iván Helguera y la polémica con Florentino tras la conquista de la Liga en 2003: "Había pasado algo. Que querían echar a Del Bosque, nosotros queríamos que se quedase... No nos gustaron las formas. Nos lo habían dicho y se armó. El presidente no quería celebrar la Liga con nosotros. Teníamos que ir al Ayuntamiento y muchos jugadores no querían ir allí si echaban a Del Bosque. Fue difícil disfrutar de la cena y de lo que íbamos a hacer cuando acabase. Por la mañana tuvimos que ir al Ayuntamiento. Habíamos quedado en no ir, pero cambiamos de idea, dos no se enteraron y les cayó una multa. La temporada acabó con que Del Bosque no seguía. Nos fuimos de vacaciones sin saber qué había pasado ahí".

Álvaro Morata: “"Yo cuando era pequeño, era recogepelotas del Atleti. Llegó un momento en el que dejé de disfrutar de jugar con mis amigos. Sabes, el cambio que llega cuando pasas de ser un chico que lo pasa bien jugando al fútbol a una dimensión profesional. La gente empieza a tener agentes, a patrocinar zapatillas... Sentí demasiada presión, además no jugaba titular y decidí marcharme. Me fui un año al Getafe, un año muy bonito, y luego al Real Madrid. Pero yo, con mi padre, iba al Calderón y soñé con jugar allí. Lamentablemente tuve que jugar con otras camisetas y no con la del Atleti, pero siempre fui del Atleti".

Xavi: “El Barça no puede jugar a esa suerte histórica que han tenido otros clubes. El Barça tiene que ser muy dominador, muy seguro de sí mismo. La historia dice que gana cuando ha sido mucho mejor que el oponente. ¿Si me refiero al Madrid? Sí, al Madrid, sí. ¿Por qué no? No solo el Madrid, también otros clubes la han tenido. El Barcelona tuvo suerte en Stamford Bridge, con el gol de Iniesta con diez jugadores y casi sin tirar a puerta. Eso es suerte. Me refiero a que no haces una temporada buena en LaLiga, que quedas cuarto, quinto, sexto... y ganas la Champions. El Barça no ha pasado por eso, el Madrid sí y a eso le llamo tener un poco de suerte".

Quique Sánchez Flores, sobre su relacón con Luis Enrique: “Pasó algo que veintitantos años después sigo sin explicarme. Yo creo que las personas pueden darse cuenta con el tiempo de cómo ocurrieron las cosas realmente o de que se pueden cometer errores, pero si no es así, te entra una gran tristeza. Es algo que no quiero remover. Siendo sujeto pasivo de lo que ocurrió, me planteé incluso que podía perdonar, pero si la otra persona persevera en el error tanto tiempo después…”.

Caparrós y su experiencia en el Neuchatel suizo: “Fue muy duro aquello. Aquel propietario (el hombre de negocios checheno Bulat Chagaev) nos sedujo con una oferta de querer hacer un equipo grande a nivel de Champions, pero después nos dimos cuenta de que quería hacer las convocatorias, los cambios, los días que había que entrenar… y hubo momentos muy complicados porque este señor se quiso entrometer en nuestro trabajo y no opusimos, claro. Hizo cosas que al final le llevaron a que lo inhabilitaran y luego terminó en la cárcel”.

Anécdota de Crouch con Ronaldo Nazario: "Coincidí con él en Ibiza de vacaciones. Me lo encontré en la playa. Estaba tomando cervezas, con un cenicero apoyado en la tripa. Cada vez, que se acababa una cerveza, la supermodelo que estaba con él le llevaba otra. La oportunidad de hacerme una foto con él era imperdible, así que me lancé. Esperaba que me dijera "¡Anda, si eres Crouch!" pero no tenía ni idea de quién era. Me hice la foto y me fui sin que se diera cuenta de que yo también era futbolista".

Materazzi, sobre el cabezazo de Zidane en el Mundial 2006: "Tuvimos un contacto en el área. Él marcó el gol de Francia en el primer tiempo y el seleccionador (Marcello Lippi) me pidió que le marcara. Después del primer choque yo le pedí disculpas y él reaccionó mal. En el tercer choque le fruncí el ceño y él me dijo: 'Te daré mi camiseta más tarde'. Yo le respondí que prefería a su hermana antes que su camiseta".