BARCELONA

Stoichkov relata cómo y por qué llegó al Barça hace 30 años

La leyenda búlgara del barcelonismo escribió una carta para la web del conjunto culé cuando se cumplen tres décadas de su fichaje: "Le debo mucho o todo a Cruyff".

Stoichkov relata cómo y por qué llegó al Barça hace 30 años

Ya han pasado 30 años desde que Hristo Stoichkov, una figura muy querida por la afición del Barcelona, firmase por el conjunto culé. La temporada 1990/91 fue la primera del búlgaro en Can Barça, la primera de las siete en las que, a base de goles, se ganó para siempre un hueco en el corazón de los aficionados azulgranas. Tres décadas después de su fichaje, ha redactado una epístola en la que explica cómo fue su fichaje por el conjunto de la ciudad condal y algunos recuerdos de su pasado en el Camp Nou.

"El 3 de mayo de 1990, fiche oficialmente por el FC Barcelona y me convertí en el ser humano más feliz del planeta", así ha querido comenzar Stoichkov la carta. "Mi llegada a Barcelona empezó a gestarse un año antes. Era abril de 1989 cuando mi equipo de entonces, el CSKA Sofía, se enfrentó al Barça en la semifinal de la Recopa de Europa. [...] El más listo de todos fue Josep María Minguella, el prepresentante e intermediario del Barça que acabó liderando mi fichaje junto al ya fallecido Paco Ventura, vicepresidente del Club en aquella época. Tras aquellos partidos y ver mi evolución, ambos recomendaron mi incorporación a Johan Cruyff, que dio su OK al fichaje. [...] A finales de 1989 yo ya tenía un precontrato firmado con el Barça... pero ¡no se lo había dicho ni a mi mujer ni a mis padres! No quería que nada se torciera, así que estuve callado hasta que se hizo oficial en mayo de 1990."

Stoichkov también señaló la facilidad con la que se adaptó a la ciudad condal: "me adapté rápido a su gente. [...] Durante mi primera etapa en Barcelona dedicaba los días que tenía libres a recorrer Cataluña. Cogía el coche y me desplazaba a pueblos típicos. ¡Todo el mundo me trataba genial, era maravilloso! Me sentí integrado desde el primer momento."

El búlgaro así relató la dificultad de sus inicios y cómo Johan Cruyff le ayudó: "a quien también le debo mucho, o todo, es a Johan Cruyff. Recién aterrizado en Barcelona, recuerdo que me dijo "Escúchame, trabajaré contigo hasta que ganes el Balón de Oro". Yo por aquel entonces era prácticamente un chico desconocido, y que Cruyff me dijera aquello me motivó muchísimo. Johan era un gran motivador e hizo un montón de cosas por mí y por mi familia que le agradeceré eternamente. [...] Futbolísticamente hablando, los inicios no fueron del todo fáciles. Yo tenía que adaptarme a la posición del balón y me costaba no correr detrás de él."

El ex delantero también tuvo palabras de agradecimiento para sus compañeros y empleados del club, quienes, según él, le ayudaron a triunfar en el Barça. Mención especial hizo a Josep Lluís Núñez y su mujer, que fueron claves "para que volviera al Barça tras mi fichaje por el Parma. Seguramente, irme del Barça en 1996 es la peor decisión que he tomado en mi carrera. Si tuviera una varita mágica y pudiera cambiar una sola cosa de mi trayectoria, sería esa. Por fortuna, pude regresar un año después." Por último, le dio las gracias a toda la afición.