SPORTING

El Molinón: un siglo del primer gran escándalo arbitral

El estadio gijonés acogió el 2 de mayo de 1920 la primera final copera de la historia entre Athletic y Barça marcada por un error de Beltrán de Lis

El Molinón: un siglo del primer gran escándalo arbitral

Gijón fue una fiesta el domingo 2 de mayo de 1920, hace justo un siglo. El campo de El Molinón, sede desde 1908 de los partidos del Sporting, acogió ese día la final del Campeonato de España-Copa del Rey, que enfrentó por primera vez a los hoy denominados ‘reyes de copas’, el Athletic de Bilbao y el FC Barcelona. Cien años después, el estadio gijonés ‘recuerda’ esa inolvidable jornada en la soledad impuesta por el coronavirus y pendiente de conocer la fecha de su próximo partido, nada menos que un derbi asturiano sin público, si nada cambia.

El diario local 'El Noroeste' describía de la siguiente forma la gran expectación que despertó es final: "De todos los pueblos de la provincia vinieron infinidad de aficionados, ávidos de presenciar la lucha entre catalanes y vascos. Oviedo, sobre todo, y la cuenca minera, dieron un contingente grandísimo. De Bilbao, Santander, Madrid y Barcelona fueron muchas las personas que se trasladaron a Gijón. El domingo, en la calle Corrida, en los cafés, en todos sitios, se oiría el característico acento vasco; tan considerable fue el número de bilbaínos que nos honró con su visita". Varios trenes salieron de la capital vicaína cargados de aficionados rojiblancos con destino a la Villa de Jovellanos.

El Molinón reunió a más de 10.000 espectadores aquel día que comenzó lluvioso pero que respetó el acontecimiento. El resultado fue una cómoda victoria azulgrana por 2-0 con la primera gran polémica arbitral de la historia por medio. El colegiado madrileño Enrique Beltrán de Lis le quitó protagonismo al primer gran duelo Zamora-Pichichi y el Barça conquistó su cuarto título copero en aquel momento (hoy tiene 30) ante un Athletic que acumulaba siete de los 23 que tiene en la actualidad.

Iban cuatro minutos de juego cuando el Athletic se encuentra con un penalti a favor, por mano de un defensa azulgrana. Laca ejecuta la pena máxima y bate a Zamora; sin embargo, el árbitro anula el gol porque el rojiblanco Germán se había adelantado al lanzamiento y castiga con falta a los vascos en lugar de repetir el lanzamiento. Los tantos barcelonistas, obra de Martínez y Alcántara, también fueron muy protestados.

Los cronistas de Bilbao y Barcelona contaron lo sucedido en la final de formas muy opuestas. Los lamentos y las críticas a la actuación del árbitro marcaron las reseñas de los periódicos vascos. Los catalanes critican al rival y ensalzan la codicia y el amor propio de sus jugadores.

La prensa local, en cambio, reflejaba el pobre espectáculo ofrecido, muy lejos de las expectativas creadas. "Estamos segurísimos de que el Athletic y el Barcelona no jugaron, ni con mucho, todo lo que saben y pueden. El partido fue de verdadero campeonato: juego sucio, duro y arrollador", apuntaba 'El Comercio'. "El referée contribuyó mucho a esta dureza del juego, pasando por alto faltas de uno y otro", añadía el cronista de 'El Noroeste'.

Habrá que dejar en anécdota que Beltrán de Lis había sido antes portero del Real Madrid y directivo más tarde, después de haber reconocido incluso su error días después. No obstante, el periódico Madrid-Sport analizaba de la siguiente forma su actuación aquel 2 de mayo en El Molinón: “El árbitro, Sr. Beltrán de Lis, muy bien y muy imparcial, debiendo ser así todos los árbitros, aunque se le escaparon algunas cosas hechas por unos y otros, pero ya se comprende que un árbitro no lo puede ver todo”.

LaLiga SmartBank

Clasificación PTS PG PE PP
7Mirandés 42 9 15 7
8Sporting 41 11 8 12
9Alcorcón 41 9 14 8
Clasificación completa
Próximos partidos
Albacete - Sporting D-03/05 18:00
Sporting - Málaga D-10/05 18:00
Extremadura UD - Sporting D-17/05 18:00
Calendario

*Datos actualizados a fecha 2 de mayo de 2020

El Sporting, como anfitrión del encuentro, recibió elogios de todas partes por la organización de la final. El club asturiano cerró la jornada con una cena de homenaje a los campeones y El Molinón, que se había sometido a algunas mejoras para la final, fue un digno escenario para la primera final copera Athletic-Barça en la historia, hace ya un siglo.