REAL MADRID

Plan ahorro para poder fichar

El Madrid pretende que salgan al menos cinco jugadores de la actual plantilla antes de pensar en realizar ninguna incorporación este verano.

"Antes de entrar, dejen salir". Es la consigna que lanzan desde el Bernabéu cada vez que se plantea la opción de posibles refuerzos para la próxima temporada. El club espera que, como mínimo, salgan cinco jugadores de los que actualmente forman parte de la plantilla. Cuatro están en el mercado: James, Bale, Lucas Vázquez y Mariano. Además, dejarán libertad a Modric y Marcelo para decidir su futuro y escucharían ofertas por Nacho si él quiere buscar minutos fuera. A eso hay que añadirle las posibles cesiones de Brahim y Reinier.

Sólo si la 'operación salida' deja en caja los resultados esperados y fichas libres en la plantilla el Madrid acudiría al mercado. Si no, existe tranquilidad total gracias al nivel de los cedidos: Achraf y Odegaard volverán para quedarse y algunos como Ceballos, Reguilón o Kubo pueden tener sitio en función de las salidas. Eso coloca al Madrid en una posición privilegiada ante la crisis.

A día de hoy, en el club sólo hay estimaciones de cuánto van a caer los ingresos esta temporada. Nadie tiene la certeza de cuál será la cifra final. Que la competición consiga reanudarse sería de gran alivio porque, al menos, entraría el dinero de la televisión. Pero el de las taquillas y gran parte del márketing ya se ha perdido, más aún teniendo en cuenta que se jugará a puerta cerrada "hasta que no haya una vacuna o tratamiento efectivo de la enfermedad", según aseguró Irene Lozano.

Los números asustan.

La entidad blanca tiene presupuestados unos ingresos totales para esta temporada de 822 millones de euros. Se desglosan en cuatro grandes partidas: 161 millones por cuota de socios y abonados y venta de entradas, 109 millones por amistosos y competiciones internacionales (sólo son 10 por amistosos), 180 millones por derechos de televisión y 371 millones por márketing. Todas esas partidas están seriamente amenazadas. Si el Madrid perdiera sólo el 20% de esos ingresos, en el mejor de los casos, dejaría de ingresar 165 millones de euros. Un problema, porque los gastos siempre serán los mismos (de 741 millones). Con todo, en el aspecto deportivo se mantiene la calma. La situación del club es inmejorable con respecto a otras entidades, pero es evidente que hay que aligerar masa salarial y vender a algún jugador si se quiere comprar otros.

Más en particular, el Madrid obtiene unos ingresos de 54 millones de euros sólo por las cuotas de los socios y los abonos: si se juega la mitad de la temporada que viene a puerta cerrada, sólo podrá percibir la mitad de ese dinero. Tener el museo cerrado es otro drama: lo visitan tres millones de personas al año y la entrada (conjunta al museo y al tour) cuesta una media de 20 euros. En cuanto a las tiendas, generan 25 millones por temporada y también están cerradas… Todo, según las cuentas oficiales. El varapalo puede ser importante, pero habría KO técnico sin el dinero de la televisión.

Rebaja salarial.

Con la bajada salarial acordada con la plantilla del 10% (si se reanuda la competición) se ahorran 45 millones esta temporada. ¿Pero qué hay del futuro? Se cuenta con que de los que deben salir los hay que tienen una ficha muy alta, especialmente Bale (30 millones de euros brutos) y James (18). Mariano cobra 8 (siempre brutos), Brahim y Odriozola 7, Ceballos 6, Vallejo 4… El Madrid aspira a recortar al menos 80 millones de euros de los 283 que suponen la masa salarial de la plantilla.