LEGANÉS

Muere Benjamín Moreno, leyenda del Leganés, a los 65 años

Fue el primer ídolo mediático del Leganés. Vistió el escudo del laurel del 80 al 86 y se hizo famoso por su característico regate, la 'Morena'. Falleció por problemas del corazón.

Muere Benjamín Moreno, leyenda del Leganés, a los 65 años
@CDLeganes CD Leganés

Esta madrugada ha fallecido en Madrid a los 65 años Benjamín Moreno, leyenda del Leganés que jugó con los pepineros entre 1980 y 1986. Disputó 165 encuentros y anotó 52 goles. Seis temporadas en Tercera División en las que este jienense natural de Guarromán (26 de abril de 1955) regó la tierra del viejo municipal (por entonces aún no tenía césped) de regates inverosímiles. Incluso inventó su propia finta. La 'morena', la llamaba. Y la ejercía con un porte fácilmente reconocible. Su bigote poblado lo hacía todavía más característico. 

Moreno padecía desde hace tiempo problemas del corazón e incluso se había visto sometido a cirugía para instalarle un marcapasos que le permitía evitar paradas cardíacas. Confinado en su domicilio de la capital desde que estalló la crisis del Covid-19, esta madrugada se ha sentido indispuesto y con problemas respiratorios. Aunque su mujer, Paqui (con la que llevaba desde que ella tenía 13 años y él 18), llamó pronto a las urgencias, y pese a la rápida intervención de los facultativos, ya fue imposible salvarle la vida.

Además de su esposa, Moreno deja dos hijos y dos nietos que tendrán que llorar su ausencia en la distancia. La crisis sanitaria a la que se está enfrentando España hará imposible que haya ni velatorio, ni funeral. Sus restos mortales serán incinerados esta tarde y las cenizas entregadas a la familia cuando sea posible.

El Leganés, informado de la noticia, se ha puesto rápidamente en contacto con sus allegados en la figura de su presidenta, de Victoria Pavón, para transmitirle su más profundo pésame. El departamento de comunicación de la entidad se afanó la temporada del ascenso a Segunda en encontrar a Moreno para hacerle un homenaje. Le regalaron una camiseta con el 11 y su nombre a la espalda. Su dorsal. Benjamín se la puso sin su característico bigote, pero con la misma sonrisa con la que incluso se atrevió a danzar por el Bernabéu.

Porque él lideraba el Leganés que, en 1981, se estrenó sobre el césped de Concha Espina. Lo hizo para jugar un duelo de Copa en el que los pepineros casi dan la sorpresa (2-1 terminó el partido) y que él mismo recordó en 2016 en AS en la previa de la primera visita liguera de los blanquiazules al feudo del Real Madrid, en el que formó parte de las categorías inferiores.

"Yo ya sabía que regatear en aquel estadio era majestuoso. Me críe en el juvenil merengue y los jueves entrenábamos en el Bernabéu contra el primer equipo. Pero mis compañeros debutaron allí. Alucinaban al ver el vestuario. Normal. En Leganés sólo teníamos un pequeño cuartucho de 10 metros cuadrados y tres duchas. Jugamos bien y merecimos ganar. Pero perdimos. Estoy convencido de que hoy nos vengarán", deseó.

No lo consiguieron los chicos de Asier Garitano aquella mañana de debut liguero, pero sí un año después con aquel 'Pepinazo' copero que Benjamín festejó emocionado. De ahora en adelante los goles del Lega los verá desde un poco más arriba. Y allá donde esté, enseñará a los que le rodean aquel regate mágico, 'La Morena' que emocionó a Leganés. Descanse en Paz.