MÁLAGA

Munir: “No tener a la afición apoyando será un hándicap"

El portero del Málaga cuenta las horas para volver a enfundarse los guantes. “Tengo ganas de competir”, afirma. Además, desvela cómo está llevando el confinamiento y el Ramadán.

Munir: “No tener a la afición apoyando será un hándicap"
MARIANO POZO DIARIO AS

Munir, como una amplia mayoría de futbolistas, cuenta las horas que restan para volver a pisar el césped y enfundarse los guantes. El meta ha concedido una entrevista a los medios oficiales del Málaga en la que repasa la actualidad blanquiazul desde un punto de vista colectivo y también individual.

El internacional por Marruecos tiene claro que quiere jugar cuanto antes. “Tengo ganas de que se termine la competición y jugar todos los partidos que quedan. Obviamente, dentro de unos parámetros de seguridad en los cuales nosotros no corramos ningún tipo de riesgo, ni las personas que nos rodean. Tengo ganas de competir. Se está planificando para volver a entrenar pronto. Contento por eso, es una buena señal de que la cosa está mejorando. Tenemos más opciones de volver a competir y eso es para mí una buena noticia”.

El regreso a la competición será, casi con total seguridad, sin público. Y eso no le hace tilín al melillense: “Tiene toda la pinta de que vamos a jugar sin público y es una mala noticia para todos. El fútbol es un espectáculo para que lo disfrute todo el mundo, y no tener a nuestra afición apoyándonos es un hándicap para nosotros. A la afición le diría que sé que estamos viviendo un año muy complicado por diferentes cosas y quería mandarle muchísimo ánimo y decirle que estoy convencido de que todo va a cambiar y saldremos de esta”.

En cuanto al Ramadán, que se inició el 23 de abril y que se prolongará hasta el próximo 23 de mayo, Munir asegura que lo está viviendo “en una situación diferente a la que estamos acostumbrados. Como todo, es adaptarse. Echo mucho de menos el romper el ayuno con mi familia, el tenerlos cerca. Ese momento del ayuno es importante y se echa de menos, y también no poder ir a la mezquita. Estás en casa mucho tiempo y te planificas mejor las horas de entrenamiento, y eso facilita el Ramadán. Por la noche es cuando podemos comer y cuando más disfrutamos. Mi plato preferido es la jarera. El confinamiento nos está facilitando, por lo menos en mi caso, el Ramadán. Porque planificas los entrenamientos en base al día del ayuno. Intento que sea lo más próximo a la comida, facilita el entrenamiento y la hidratación”.

Los entrenamientos en casa también están fuera de la rutina habitual de trabajo de los futbolistas. “Es diferente la manera de entrenar desde casa, a la que estamos acostumbrados en el campo. Estamos intentando adaptarnos, como todos, y una o dos veces a la semana hacemos entrenamientos telemáticos con el grupo, con cosas diferentes para mantener esa armonía de grupo que es importante. Yo particularmente hago mis entrenamientos, intento hacerlo diariamente, y descansar un día a la semana que es el domingo”, asegura el cancerbero blanquiazul.

Munir reconoce echar “mucho de menos” el contacto directo con sus familiares y amigos más cercanos y también con sus compañeros: “Echo mucho de menos a mi familia y mis amigos, sobre todo el contacto cercano de tenerlos y poder disfrutar de ellos. Y de tomar algo con ellos, esos momentos la verdad que se echan de menos. Hay muchas ganas de volver al campo, de tocar el balón, de disfrutar con los compañeros y de tener esas charlas y esas bromas en el vestuario. Ese ambiente se echa muchísimo de menos y ojalá podamos volver a disfrutarlo”.