MÁLAGA

Tete Morente: "Estaba para hacerlo con el Rayo, pero quería venir al Málaga"

Tete Morente quería volver a Andalucía tras 12 años fuera. Y el Málaga le ha dado su hábitat natural. Rechazó firmar por el Rayo porque quería vestir de blanquiazul.

0
Tete Morente: "Estaba para hacerlo con el Rayo, pero quería venir al Málaga"
MARIANO POZO DIARIO AS

¿Cómo se encuentran usted y todos los suyos?

Gracias a Dios la familia y yo estamos todos bien. Lo llevamos como se puede. Con paciencia y tranquilidad y tratando de hacer cosas todos los días para entretenerme. Ver películas, series…

Está en La Línea. ¿Con la familia?

Sí. En Málaga habitualmente vivo solo, así que tras jugar el último partido, cuando LaLiga dijo que no se jugaría, el Málaga nos dijo “iros todos para casa y volveros el martes”. Pero desde entonces ya no se puede salir a la calle y me quedé aquí con mis padres.

¿Cómo se entrena en casa?

Los martes y los jueves hacemos videollamada todo el equipo. Vemos al preparador físico y hacemos todo lo que nos van diciendo. Enrique y Julio (preparadores físicos) nos marcan los ejercicios. Y los demás días tengo una bicicleta eléctrica y hago bicicleta o los ejercicios que nos marcan cada día aparte de lo grupal. Aproximadamente una hora, hora y poco… El otro día nos contactaron con un chico de zumba.

¿De zumba?

Sí. Hacemos varias cosas para que siempre no sea lo mismo.

¿Cree que volveremos pronto a la normalidad?

Está un poco difícil. Desde el club nos han dicho que los que estamos fuera de Málaga estemos atentos porque igual tenemos que volver pronto a los entrenamientos, aunque sea por grupos pequeños. Tenemos que estar al tanto por si hay que volver.

¿Y le parece bien?

A la gente que tiene que ir a la obra o al supermercado a trabajar tampoco le hará mucha gracia, pero es nuestro trabajo y tenemos que cumplir.

Lo de empezar el 5 de mayo según ese protocolo de LaLiga…

Quiero volver. El fútbol es mi vida. Es lo que llevo haciendo desde pequeño. Nos harán las pruebas y entrenaremos por grupos muy pequeños. No vamos a estar concentrados todos. A lo mejor entrenamos dos personas, cada uno en un vestuario distinto, o entrenar cada uno en un campo distinto para que no podamos coger el coronavirus.

Fali ha dicho que, mientras no haya una vacuna que cure esta enfermedad o garantías de Sanidad, que él no se entrenará ni tampoco jugará.

Eso es una decisión suya. Nosotros debemos tener la cabeza fría, pensar que es nuestro trabajo y ser responsables.

¿Cree que Fali ha sido demasiado radical o cree que en el fondo tiene razón?

Puede que sea un poco radical, pero tiene un poco de razón porque tiene el miedo ese de que se lo puedan pegar y él pegárselo a alguien. Pero también la gente va a la obra y cuando llega a su casa se lo puede pegar a alguien de su familia y a nadie le gusta. Si tú tienes un trabajo, debes ser responsable. Y si te dicen que ya se puede trabajar, pues a trabajar.

¿Cómo están las cosas en La Línea con esto del coronavirus?

En La Línea no hay muchas personas con el coronavirus. Si llegan a 10 ya son muchas. No ha habido muchos casos por suerte. Han dicho que Andalucía es uno de los sitios de España donde menos contaminados estamos.

Usted ayuda con la compra a sus vecinos más mayores.

Algunos días que he podido en los que no estaba su familia, como llevamos muchos años viviendo en la misma zona, les he ayudado. A veces, cuando la hija que les cuida se tiene que ir me habla y me pide que les ayude en lo que pueda. Y yo voy y les digo ¿hola, cómo estás? Hablo con él a distancia, porque debemos tener un metro de distancia y luego compro, se lo dejo y me lo agradece. Hablamos poco porque tampoco podemos acercarnos mucho. Y me pregunta muchas veces cómo va el Málaga y que se alegra mucho de que este por aquí cerca.

¿Le ha caído algún toque de la policía por salir?

Como tengo enfrente de casa el supermercado no me suelen parar, pero sí que paran a gente que viene de otras zonas. Tienes que llevar el ticket de la compra porque si no, te multan.

¿Se considera una persona muy familiar?

Siempre he sido muy familiar. Y ahora gracias a Dios que estoy en el Málaga después de 12 años fuera, desde los once años, ahora tengo a la familia muy cerca y la verdad es que estoy muy contento y aprovechándola mucho.

¿Si el club les plantease una bajada de sueldo...?

Ya lo hemos dicho. El equipo está a disposición de lo que el club necesite. No nos han dicho nada ni tienen intención. Pero si no se acabara la Liga y nos dicen que nos tenemos que bajar el sueldo, por nosotros no hay problema. Todo lo que sea ayudar al Málaga, estamos para ello. Para mí no es un problema el dinero. Quiero sacar mi mejor nivel en el Málaga y si hay que hacer eso para la siguiente temporada, se hace.

Con sólo 23 años ha dado unas cuantas vueltas. Villarreal, Atlético de Madrid, Atlético Baleares, Lugo…

Con lo joven que soy he vivido muchas etapas fuera de mi casa en sitios duros porque me fui tan pequeño. Se pasa mal cuando no estás con tus padres. Pero era lo que yo quería. Mis padres siempre me han apoyado en las decisiones que he tomado. Se lo agradezco mucho.

Con 11 años, en Villarreal.

Me dijeron que si no crecía, jugaría poco. Y así fue. Yo no crecía y jugué pocos minutos. Tenía 14 años, era un niño y yo quería jugar. Como no jugaba, decidí volver a casa.

¡Todo un carácter!

Yo soy un tío ‘echao palante’, que lo doy todo y nunca me rindo.

¿Con quién coincidió en Villarreal?

Con Miguel Llambrich (Miguelón), que ahora está en el Huesca cedido; con Javi Jiménez, que estuvo conmigo en el Nàstic; con Nahuel Leiva, que está ahora en el Tenerife; Aleix Serrano, que está en el City…; con muchos.

Y de ahí al Atlético…

Donde coincidí con Keidi Bare. Fue una buena etapa. Se nota cuando tenemos a Keidi en el equipo porque se come el medio campo. Como persona es un tío diez.

Prosiga…

Tuve una época donde lo pasé un poco mal. Lo estaba haciendo bien. En el Nàstic de Segunda División jugué 16 partidos, con uno más renovaba, pero tuvimos un choque con el club porque mi ilusión era jugar como profesional. Estuve un tiempo sin jugar.

¿Y en el Lugo?

Llegué en Navidad. Los primeros seis meses fueron muy buenos. Estaba muy contento. Luego la temporada no empezó como todos queríamos. No estaba a gusto ni feliz. Hablé con el club porque necesitaba salir.

¿No se adaptó?

Echaba de menos el buen tiempo. Yo soy un tío muy alegre y allí hay gente más seria… se me juntó todo. Vine aquí y esto es otra cosa.

Estuvo a punto de irse al Rayo Vallecano.

Con el Rayo estábamos para hacerlo. Pero al final vino el Málaga y entré en dudas porque, sinceramente, quería venir al Málaga. Lo tenía claro. Mi representante me expuso la situación y me dijo: “El Málaga es para ti”. Y yo, sinceramente, no miré cómo estaba su situación sino el tema futbolístico, que es lo que me interesa. Y sabía que aquí, estando cerca de mi familia, podía dar mi mejor nivel.

¿Quién le puso eso de Tete?

Mi hermana me empezó a decir '¡Tete, Tete!'. Y aquí en La Línea no es muy común que tu hermana te llame ‘Tete’. Y cuando empecé a jugar al fútbol, todo el mundo me decía así. Y me quedé con Tete.

¿Le han dicho alguna vez lo de ‘Tete Cohete’?

Sí (risas).

¿Siempre extremo?

Hasta que llegué al Atlético de Madrid era mediapunta. Luego entré en juveniles y me empezó a gustar jugar en la banda izquierda. Soy diestro, pero me gusta jugar en la izquierda.

¿Cómo vivió su primer gol como malaguista (al Racing)?

Fue una pasada. La afición es lo que más me ha sorprendido. ¡Cómo está con el equipo! ¡Cómo anima! La afición y el equipo estamos muy unidos.

Recuérdenos cómo fue ese primer tanto como malaguista.

Fue muy especial marcar como jugador de un equipo histórico como el Málaga. Llegar y que cuenten contigo… ¡Y marcar ese gol! Nunca había escuchado un estadio que sonara así de esa manera. ¡Se me pusieron los vellos de punta!

¿Le ha sorprendido su identificación con el Málaga en tan poco tiempo?

Ya lo he dicho. Le agradezco a la gente el apoyo que me han dado y espero que sigan así mucho tiempo.

¿Quién ha sido su ídolo de siempre?

Siempre he admirado a Ronaldo (Cristiano). No ya por como juega sino por cómo se machaca para ser siempre el mejor. Y siempre está trabajando para conseguirlo. Es un ejemplo. Si fuera por regate, le diría que Neymar. Su juego deslumbra. Pero como persona y profesional, me quedo con Ronaldo.

¿Se considera un regateador o más bien un finalizador?

Puedo hacer las dos cosas. En los últimos años la verdad es que no he marcado muchos goles porque las circunstancias no se han dado, pero desbordo y puedo llegar a meter goles.

¿Quién ha sido su mejor entrenador?

Con Pellicer desde que he llegado las cosas me han ido muy bien. Pero mirando mi trayectoria, Nano Rivas, que me tocó en el Nàstic mi primer año en Segunda y supo llevar muy bien mi situación de futbolista joven que no jugaba mucho hasta que me gané el puesto.

¿Hasta cuándo tiene contrato?

Lo que queda de esta temporada y otra más. Si por mí fuera, me quedaría más tiempo aquí si el Málaga quiere y las cosas salen bien.

Tiene un tatuaje del Atlético Zagal, el equipo de La Línea donde empezó a dar patadas a un balón.

Le debo todo al Zagal. He estado ahí media vida hasta que me firmó el Villarreal. Les debo todo a ellos. No puedo olvidar de dónde vengo y estoy muy agradecido.

¿Qué Málaga se ha encontrado?

Ya me hablaban sobre la situación del Málaga, pero desde el primer día me encontré un grupo genial, ejemplar. Toda la gente va a una. Creo que estamos mejorando para como ha sido el año. El equipo es una piña y eso es lo importante para sacar esta temporada.

¿Se puede soñar con el playoff de ascenso?

Sí, sinceramente. Ya lo he dicho claro. Lo primero es la salvación tal y como hemos estado todo el año. El partido contra el Zaragoza no lo merecimos perder. Si hubiésemos ganado ese partido, estaríamos a cuatro o cinco puntos del playoff. Quedan once partidos. Si ganamos los partidos que tenemos que ganar y somos fuertes en casa, ¿por qué no? La garra no nos la va a quitar nadie. Si podemos, bien. Si no, a mantener la categoría y empezar la temporada que viene como el Málaga se merece.

¿Es partidario de terminar la temporada aunque sea a puerta cerrada?

Quiero acabar la Liga porque, tanto para los que están abajo como los que están arriba, sería injusto. Sí es verdad que el Cádiz lleva arriba toda la temporada, pero quedan once partidos y también se pueden salir aunque tengan muchos puntos de margen. El segundo puesto lo están peleando entre dos o tres equipos. Quedan once jornadas y puntos en juego. Y por abajo somos cinco o seis equipos los que nos jugamos el descenso o tirar para arriba. No creo que sea justo acabar así. Sería injusto terminar así faltando once jornadas.

¿De qué equipo es Tete?

Ahora soy del Málaga… y del Real Madrid. Mi abuelo era aficionado madridista, abonado, y me abonó.

¿Cuándo esto termine, qué es lo primero que va a hacer?

Ahora tengo a mis padres y estoy aprovechándolo mucho. Pero tengo a la novia lejos, está en Lugo y nos estamos planteando a ver cuándo se puede viajar después de esto para verla. Tengo a mis sobrinos a cinco minutos de la casa de mis padres y tampoco les veo. A ver si pasa esto pronto y podemos estar con los que más queremos. Si volvemos a los entrenamientos en una semana o dos, será señal de que todo esto va mejorando.