EKSTRAKLASA

Luz verde en Polonia: "La vuelta del fútbol es una gran noticia"

Israel Puerto, central del Slask, comenta la vuelta de la Ekstraklasa: "Aquí se tomaron medidas pronto y eso hará que recuperemos la normalidad antes".

israel puerto slask wroclaw españoles extranjero migrantes balon ekstraklasa polonia
Slask Wroclaw Facebook

La máxima categoría del fútbol polaco comenzará a levantar la persiana el próximo mes de mayo. El gobierno dio hoy luz verde al plan trazado por la liga para retomar la competición y, "a menos que surjan adversidades inesperadas, el torneo se reanudará el 29 de mayo", anunció Marcin Animucki, presidente de la Ekstraklasa. "Todos pensábamos que el fútbol volvería. El presupuesto del 95% de los equipos depende de los ingresos televisivos y, si la epidemia está controlada, es una gran noticia que todo regrese poco a poco a la normalidad", valora el central del Slask Wroclaw Israel Puerto, uno de los 20 futbolistas españoles que militan en la Primera División de Polonia.

"Somos conscientes de que el virus está ahí fuera y ha venido para quedarse, pero en Polonia todo está más controlado. Todo el mundo es consciente de la situación por la que estamos pasando y llevan guantes y mascarilla. Que no se expanda es responsabilidad de todos", valora Israel Puerto desde un país de 39 millones de habitantes que tan solo registra 11.000 contagios y 500 fallecidos por coronavirus. "En Polonia las restricciones fueron drásticas desde que teníamos 300 casos. Eso hará que recuperemos la normalidad antes que otros países como España", completa el central del Slask, que no pone la televisión "para no enterarme del número de fallecidos que hay en España": "22.000 muertos son palabras mayores".

El Slask, club con sede en Wroclaw, una de las ciudades con más encanto de Polonia, fue pinero en la reducción de salarios a sus jugadores. "Acordamos bajarnos el sueldo un 60%. Entendemos que es un problema que afecta a todo el mundo y nosotros, los futbolistas, no somos la excepción. Además, ser coherentes es también una manera de ayudar al club", valora Puerto, cuyos honorarios quedarán congelados "hasta el regreso de la Ekstraklasa". El central andaluz formado en la cantera del Sevilla tendrá que aprender a jugar sin público, "clave en nuestros resultados": "Esta temporada hemos llegado a meter 39.000 personas en el estadio. Será complicado competir sin ellos, pero somos profesionales y debemos adaptarnos a las circunstancias. Sabemos que, aunque sea en la distancia, seguirán apoyándonos".

"Venir a Polonia es, hasta hoy, la decisión más importante de mi vida"

Israel Puerto, jugador del Slask Wroclaw

La falta de test no es un problema en Polonia. El próximo 4 de mayo, futbolistas, técnicos y empleados serán sometidos a una primera prueba de coronavirus. Un día después comenzarán los entrenamientos en grupos reducidos y no será hasta el 10 del mismo mes cuando cada plantilla pueda entrenar conjuntamente. El 28 de mayo se repetirán las pruebas -a jugadores, entrenadores y personal se unirán los árbitros- y 24 horas después se retomará una competición que tiene como fecha límite el 19 de julio.

Una aventura "gratificante"

Israel Puerto, considerado uno de los mejores centrales de su generación, compartió vestuario en las categorías inferiores de la selección con futbolistas como Saúl Ñíguez, Suso, Jesé o Bernat y debutó con el primer equipo del Sevilla en 2013 de la mano de Unai Emery. La pasada temporada rindió a un gran nivel en el Recreativo de Huelva, pero "el cuerpo me pedía un reto como este". En verano firmó por el Slask Wroclaw, donde ha logrado reencontrarse con su mejor nivel: "Venir a Polonia es, hasta hoy, la decisión más importante de mi vida. No solo a nivel futbolístico, también personal. Es muy gratificante encontrarte con tantas cosas positivas en tu primera aventura fuera de España".

El Slask, un equipo acostumbrado a luchar por eludir el descenso en las últimas temporadas, es cuarto y se encuentra a tan solo un punto de la segunda plaza. "El objetivo de este curso era meternos entre los ocho primeros. Los aficionados no estaban acostumbrados a ganar y verlos contentos por tener a su equipo arriba es muy agradable". Personalmente, Israel Puerto está "súper feliz". "El club me valora mucho. Necesitaba reengancharme al fútbol profesional y aquí he logrado alcanzar el nivel que tenía cuando mi nombre sonaba con fuerza en España. Me he integrado muy bien y me siento importante", desvela el central sevillano tras conocer que pronto volverá a jugar al fútbol.