VALENCIA

La vaselina de Kempes al Nantes

Se cumplen 40 años de la clasificación del Valencia para la final de al Recopa de Europa que conquistó en Bruselas ante el Arsenal.

La vaselina de Kempes al Nantes
DIARIOAS

Ramos Costa, reelegido presidente cinco días antes, estaba tan radiante aquella noche del 23 de abril de 1980 que cuando entró al vestuario para felicitar a sus jugadores les subió de golpe de 350.000 a 500.000 pesetas (3.000 euros). El Valencia de Alfredo Di Stéfano acababa de clasificarse para la final de la Recopa de Europa, que le enfrentaría al Arsenal, club que ese día y sorprendentemente había eliminado a la Juventus. El Valencia había logrado el pase a la final tras golear al Nantes, campeón francés y equipo puntero de su país en esa época (tres Ligas y una Copa), con goles de Bonhoff, Subirats y dos de Mario Alberto Kempes.

El Matador, como tantas otras veces, fue protagonista antes y durante el partido. Kempes, autor también del gol valencianista en la ida disputada en Nantes (2-1), acaparó las informaciones de la previa de la semifinal por una lesión. El argentino fue duda hasta última hora por unas molestias en su rodilla derecha. Pero finalmente no solo fue titular sino que acabó siendo autor de dos goles. “Quiero agradecer el trabajo hecho por los servicios médicos para que Mario pudiera ayudarnos”, quiso destacar Di Stéfano en la rueda de prensa posterior.

Aún con molestias, Kempes marcó un gol de los que en tiempos actuales se vería repetido una y otra vez por televisión. El Matador superó con una vaselina la salida del portero Bertrard-Demanes (institución en el Nantes por sus 583 partidos), un golpeo tan preciso como complejo, porque el balón le cayó a Kempes en un pase alto en profundidad de Bonhoff y, sin dejarlo caer al suelo, lo envió con un sutil toque al fondo de la red.

Imagen de archivo de Kempes celebrando un gol en Mestalla.

Ese gol era el 3-0 y el que daba la puntilla definitiva al Nantes. Kempes aún marcó un cuarto de penalti, que transformó en dos ocasiones ya que la primera vez lo tuvo que repetir. El argentino, a la conclusión del encuentro, declaraba: “¿El tercer gol? Vi adelantado al portero, chuté y…”. Como si fuera fácil lo que hizo, con la humildad que siempre le caracterizó.

El Valencia, todo sea dicho, tuvo que emplearse a fondo aquella noche para doblegar al Nantes, un equipo en el que militaban, entre otros, Maxim Bossis y Thierry Tussesau, futbolistas que años después se proclamaron campeones de Europa con Francia. Los franceses, de hecho, tuvieron sus momentos de dominio durante la primera mitad, errando dos ocasiones claras y viendo como le anulaban un gol por fuera de juego que hoy en día el VAR habría dado validez. Pero el Valencia, a su vez, demostró su carácter ganador y, empujado por un Mestalla lleno hasta la bandera, llegó al descanso con la eliminatoria a su favor gracias a los goles de Bonhoff y Subirats (aunque muchos cronistas de la época se lo otorgaron a Michele en propia puerta).

Alineación del Valencia contra el Nantes: Pereira, Botubot, Arias, Tendillo, Carrete, Solsona, Bonhoff, Subirats, Pablo, Saura y Kempes.