PORTUGAL

Jackson Martínez medita colgar las botas a final de temporada

El colombiano, ex del Atlético, viene sufriendo un calvario por las lesiones. El Portimonense donde parecía recuperar algo sus sensaciones, le ofrece un puesto en el club.

Jackson Martínez medita poner fin a su carrera deportiva. El delantero colombiano de 33 años milita actualmente en el Portimonense portugués, donde había recuperado sensaciones la temporada pasada. En los últimos tiempos unos problemas en el tobillo le han venido persiguiendo. Le sucedió en el Atlético y después en China, donde no pudo exhibir tampoco su nivel del Oporto debido a los problemas en la articulación.

Jackson fue el gran fichaje del Atlético en el verano de 2015, por algo más de 37 millones de euros. Pero nunca se adaptó al estilo rojiblanco y los problemas con las lesiones terminaron por apartarle. En febrero de 2016 volvía a hacer las maletas rumbo a China. Se enroló en las filas del Guangzhou Evergrande pero allí no pudo ser la sombra del delantero letal que llegó a ser, nuevamente aquejado por los problemas físicos.

El Portimonense le devolvió a Europa y en Portugal, la temporada pasada, volvía a sentirse futbolista y útil para un equipo modesto. Terminó como máximo goleador del conjunto con nueve goles en 28 partidos, pero hasta la irrupción del coronavirus, sus sensaciones no eran las de la temporada pasada. "Tengo que pensar en mi salud. No puedo estar equivocado. Sé que no estoy al cien por cien para dar lo que me gustaría. Pensaré todo hasta final de temporada", explicó hace unos días en una entrevista en Sport TV de Portugal. Ahora es O Jogo quien da más detalles de su futuro. Según explica el rotativo luso, el delantero estaría pensando muy seriamente la posibilidad de dejar el fútbol al terminar la actual temporada, teniendo ya sobre la mesa la opción de pasar a trabajar para el Portimonense de alguna forma.

Jackson siente que físicamente vuelve a no estar en su mejor momento y que eso estaría influyendo sus registros. Únicamente había anotado tres goles en 18 partidos hasta el parón. Según O Jogo, el delantero y su familia se han adaptado muy bien a su vida en el Algarve, muy integrados, y por eso se valoraría mantener su residencia allí.