REAL MADRID

Kaká y su fichaje por el Madrid: "Él no quería irse. Estaba más que feliz jugando en el Milán"

"El club le tuvo que vender por necesidad y el Madrid era un excelente solución", dijo Gaetano Paolillo, agente del exjugador, en una entrevista en MilanNews.it.

Gaetano Paolillo era el representante de Kaká en Italia junto a su padre Bosco. MilanNews.it habló con este representante para analizar la figura de Kaká con motivo de su 38 cumpleaños y explicó cómo se fraguó su marcha al Madrid. En la actualidad, vive en Brasil tras su retirada en 2017. En su Instagram, donde es bastante activo y tiene casi 17 millones de seguidores, ha colgado fotos, durante los tres últimos años, con la camiseta de todos los equipos por los que pasó en su carrera (Milán, Orlando, Sao Paulo o Brasil), excepto con el Madrid. Su pasó por España fue decepcionante por las lesiones que arrastró.

Su relación con el jugador y su llegada a Italia. "Escribí un informe en el que decía que Kak era un jugador que el Milán tenía que aceptar. Años más tarde, en 2009, cuando él Milán necesitaba vender a Ricky por necesidad del presupuesto, fuimos con un avión privado a Madrid junto con el padre de Kakà y Galliani y saqué esa hoja en la que estaba escrito que los equipos para Ricky solo podía ser dos: Milán y Real Madrid. Galliani lo firmó diciendo: "Eres un mago". No era ni mago ni vidente, era un jugador demasiado bueno".

Interés del Madrid todos los años. "Todos los años, el Real Madrid preguntaba si había condiciones para fichar a Kaká. Una vez, Baldini y Mijatovic vinieron a mi casa a hablar y nos encontramos en mi casa con el padre de Kaká. Dije que habíamos estado en un restaurante, pero en realidad habíamos estado en mi casa. Nos ofrecieron una figura importante. Cuando alguien nos contactó, informamos de inmediato a Galliani, pero el Milán siempre se mantuvo firme: Kaká era absolutamente intransferible e incluso el mismo chaval siempre decía que quería quedarse en Milán. Para que lo entiendas, después del último partido con el Milán en 2009, en Florencia, se fue con Brasil y se llevó solo una mochila. Lo acompañé a Malpensa y recuerdo que me dijo: 'Nos vemos aquí en un mes cuando regrese'. En cambio, Milán se vio obligado a venderlo al Real Madrid".

Kaká no quiso irse del Milán. "Era la verdad. No quería irse. Le estaba yendo bien tanto a su familia como a él en Milán. No tenía intención de abandonar Milán, entonces, por supuesto, el Real Madrid siempre es el Real Madrid, no estamos hablando de cualquier equipo. Lo que ganó en España no fue más de lo que el Milán le dio. Fue amado por los aficionados y estaba más que feliz con el Milán. Sin embargo, el club lo puso en condiciones de irse y en ese momento el Real era un excelente solución. Galliani no quería venderlo, pero no dependía de él. Galliani estaba enamorado de Ricky, tomó un pedazo de su corazón al venderlo al Real Madrid ".