DEPORTIVO

De Wiltord a Rolan, fichajes de ida y vuelta gracias al Girondins

El Depor puede hacer negocio con el charrúa sin que haya debutado, como ya ocurrió con el francés. El club de Burdeos, otra vez socio necesario.

Diego Rolan y Sylvain Wiltord en partidos con el Girondins de Burdeos
Diario AS

Entre toda la incertidumbre que rodea ahora mismo el mundo del fútbol por la crisis sanitaria del COVID-19, al Deportivo llegaron en las últimas horas buenas noticias desde México. Al menos en el plano económico. El FC Juárez ha decidido ejecutar la opción de compra que tiene por Diego Rolan para quedárselo en propiedad. Si la operación se concreta, el uruguayo dejaría casi 2 millones de euros de beneficio sin llegar a disputar un partido oficial con la blanquiazul. Este fichaje de ida y vuelta recuerda al de Sylvain Wiltord a finales de los 90, curiosamente con un protagonista que se repite además del club blanquiazul: el Girondins de Burdeos.

El conjunto galo se presenta en esta historia como una puerta giratoria que tardó dos décadas en funcionar. El Depor había firmado a Wiltord en 1996 y se había quedado en el Rennes, su club de procedencia, una temporada más. En verano de 1997 hizo su primera, y última, aparición en A Coruña para ser presentado por Lendoiro.

Semanas después, y tras dejar clara su postura, "prefiero retirarme a jugar en el Depor", se marchó traspasado al Girondins y nunca volvió a relacionársele con la ciudad herculina. No existen cifras oficiales, pero las informaciones de entonces cifran la compra de Wiltord en torno a 1,5 millones de euros y su venta por encima de los 5 millones. Algunas incluso recogen que Lendoiro había conseguido sacar algún beneficio más por su posterior, y millonario, traspaso al Arsenal, donde triunfó.

Un trampolín para Diego Rolan

Del club de Burdeos fue precisamente de donde llegó un prometedor Diego Rolan. Con una edad similar a la de Wiltord (24 años por los 22 del francés), comparte camino al quedarse también un año cedido en otro club, en este caso el Málaga.

El precio a pagar por el charrúa fue más alto, 5,5 millones, y tuvo algo más de presencia en A Coruña, participando en dos pretemporadas en Abegondo. Pero, al igual que el delantero francés, no tiene ningún minuto oficial con el Depor y dentro de unos meses, si las intenciones de Bravos se cumplen, "es un hecho que vamos a comprarlo", apuntó su vicepresidente, el resultado final volverá a ser positivo para las arcas deportivistas.