PRIMERA IBERDROLA

Rosita Márquez y Olga Carmona, derbi sevillano de talento

Bética y sevillista son dos de las promesas del fútbol femenino español. Ambas, compañeras en Selección Sub-20, han firmado una gran temporada.

Rosa Márquez y Olga Carmona, jugadoras del Betis y del Sevilla, con el trofeo de campeonas de Europa Sub-19.
RFEF

El fútbol femenino no ha podido disfrutar este año del gran derbi Betis-Sevilla. El duelo de máxima rivalidad no pudo disputarse por la huelga (partido de ida) y la crisis sanitaria del coronavirus (vuelta). Sin embargo, y a falta de la gran fiesta sobre el césped de este partido, ambos equipos han vivido un derbi sano de talentos este año, con sus jóvenes perlas Rosita Márquez y Olga Carmona. Bética y sevillista han sido dos de las grandes sensaciones de la temporada en la Primera Iberdrola, pasando de ser promesas a realidad en esta categoría. Las dos jugadoras, eternas rivales y compañeras en las categorías de la selección española, representan el futuro de dos canteras que han apostado fuerte en los últimos años por el fútbol femenino.

De familia bética, Rosita Márquez estuvo destinada a vestir la elástica verdiblanca, la cuál calza desde los once años. Fue con esa edad con la que la de Mairena del Aljarafe comenzó su andadura como jugadora bética. "La primera llamada la recibí con 11 años y fue mientras estaba de vacaciones en la playa de El Palmar. El fútbol para mí era un hobbie y le dije a mi padre, que es muy bético, que podía ir a probar pero no creía que me fuera ya que estaba cómoda en mi equipo donde tenía a mis amigos. Pero una vez que te pones la camiseta del Betis... ya es otra cosa y me quedé", relataba hace unos días.

Carmona y Rosita Márquez, campeonas del Europeo Sub-19

La mediocentro del Betis es puro talento en la sala de máquinas. Su calidad con el balón en los pies le ha convertido poco a poco en referente del primer equipo verdiblanco, en el que debutó en 2015. Rosita Márquez, que es reconocida admiradora de Andrés Iniesta, tiene en sus botas la mezcla perfecta de inteligencia, velocidad, regate y definición. Con el '17' a la espalda, Rosita ha logrado ganarse incluso la llamada de la Selección, con la que fue convocada el año pasado a sus apenas 18 años. Un hecho que llegó tras proclamarse campeona de Europa Sub-19, competición en la que fue elegida como una de las integrantes del once ideal junto a la antes citada Olga Carmona. Ambas jugadoras, a las que las une gran amistad, han tenido un crecimiento parejo en las categorías inferiores de la Selección.

Carmona, que debutó en Primera División en 2017 con 17 años, se ha convertido en uno de los pilares del primer equipo del Sevilla. La centrocampista sevillana ha experimentado un gran salto de nivel en los últimos años, coincidiendo con el título en el Europeo Sub-18, en el que brilló con goles de suma importancia. Con mucha calidad en sus botas, Carmona es la segunda futbolista del Sevilla con más minutos en la presente temporada, un hecho que la convierte en una de las jóvenes con más rodaje en la Primera Iberdrola. La futbolista hispalense, que lleva el fútbol en sus venas, con dos hermanos que también son futbolistas, se ha convertido en toda una referente para las generaciones futuras.

Tanto Carmona como Rosita Márquez estaban llamadas a ser dos de las estrellas de la Sub-20 en el Mundial de Panamá y Costa Rica fijado para este verano. El coronavirus ha aplazado la cita mundialista, una oportunidad en el aire para dos futbolistas con un talento innato. Aún no se ha decidido si jugarán este Mundial, sea cuando sea, las jugadoras que habían conseguido la clasificación para esta Copa del Mundo. Entre los nombres de esas futbolistas se encuentra el de Carmona y el de Rosita Márquez, las cuáles esperan poder seguir triunfando en citas de este nivel. Por lo pronto, ya son estrellas de sus respectivos equipos. Ambas son arte puro nacido de las entrañas del fútbol sevillano.