LEGANÉS

Óscar: "Mi sueño es acabar en el Real Madrid; es difícil, pero se puede"

El medio del Leganés prefiere asentar su carrera y no quemar etapas. "Si vas muy rápido, te estrellas". Se siente un chico normal. "En el pueblo, si se me sube el pavo, me lo bajan rapidito"

Óscar: "Mi sueño es acabar en el Real Madrid; es difícil, pero se puede"
JUAN AGUADO DIARIO AS

Óscar Rodríguez vive como juega. Rotundo. Su carrera avanza sin prisas. “Si vas muy rápido, te estrellas”, susurra. El muchacho (21 añitos) es tímido con mirada, felina. De barrio. Aprendió el oficio de la vida en Los Navalmorales, su pueblo (2.518 habitantes) y refugio anti-divismo. Allí no es ídolo. “Soy uno más. Si se me sube el pavo me lo bajan rapidito”. Argumentos tiene para reclamar la gloria.

Buena temporada la suya con el sueño (ahora aplazado) de los Juegos Olímpicos

Yo sólo busco hacer una buena temporada. ¿Ir a Tokio? Sería una recompensa de un buen trabajo.

No me creo que no haya pensado en los Juegos…

A ver, está claro que todo el mundo quiere ir, pero es difícil. Vamos todos a luchar por estar ahí.

Sergio Ramos se quiere meter en la pelea.

Si fuera Sergio Ramos a los Juegos sería perfecto, porque aportaría mucho a la selección y ayudaría al equipo.

Se ha montado mucho debate con el tema.

Ramos, como a cualquier otro, le gustaría ir. Fue un comentario sin más. Es que a todos les gustaría estar en los Juegos.

Usted tiene buen rollo con Ramos.

Es el capitán y daba ejemplo a todos. Se dejaba querer. Un ejemplo. Es un tío muy cercano. Ejerce siempre de líder. Se te acerca, te pregunta cómo estás, intenta sacar conversación…

Y la primera vez usted, muerto de nervios.

No, no, qué va. Lo que tienes es unas ganas locas de ponerte a jugar, de entrenar con ellos. La cercanía de los veteranos te ayuda, porque te dan consejos que aplicas y siempre vienen bien. A mí me decían que había que darlo todo en los entrenamientos.

Eso se dirá en todos los entrenamientos, ¿no?

A nosotros nos decían que era lo que a ellos les gustaba, que había que darlo todo en cada partido. En cada entrenamiento. Y claro, lo dábamos todo, faltaría más.

Ramos da ejemplo a todos. Se deja querer. Se te acerca, te pregunta cómo estás, intenta sacar conversación…

Óscar Rodríguez

René Ramos, el hermano de Sergio, es su agente. No sé si lo ve como alguien casi de la familia.

René es mi agente, pero es verdad que hay una relación muy buena. Pero lo tiene conmigo y con todos los jugadores que tiene. Siempre trata de tener el mejor trato posible.

¿Le costó mucho convencerle de que viniera al Leganés?

No, que va. René lo que hizo fue presentarme todas las opciones y luego lo hablamos con la familia y vimos que el Lega era la mejor opción. Fue un cúmulo de decisiones. Todos influimos.

¿Veía difícil jugar en Primera?

Sí, claro que sí. Es que el salto de Segunda B a Primera es muy grande. Pero yo tenía muchas ganas. Soy joven y me veía con ganas de poder jugar aquí.

La competencia en la plantilla del Lega era alta… confianza tenía.

Si te soy sincero, no vi la plantilla que tenía el Lega, porque yo de fútbol apenas veo nada. No tenía ni idea cuando me vino la oferta. A ver, una vez me ofrecieron esta opción, sí que vi un poco más de sus partidos para saber quiénes serían mis compañeros. Pero si te soy sincero, conocía a algún jugador, pero no a todos.

Pues mírese ahora. Todo un fijo…

Bueno, bueno… fijo, fijo no hay ninguno. Estoy agradecido a todos por la confianza. Pero aquí, o sigues igual, o terminas en el banquillo. Me considero un chico normal al que le gusta valorar las cosas. Lo que tiene. Esto lo valoro mucho. Por eso me gusta darlo todo.

Pues ocasiones para sentirse una estrella ha tenido desde que explotó en el juvenil con Guti…

¡Qué va! Nunca me ha picado esa tentación. Es que siempre me he visto muy joven para estar en Primera. Mira, hay que ir paso a paso. Llegar a Primera es difícil. Por eso creo que lo he hecho como debía hacerse.

Si te soy sincero, conocía a algún jugador del Lega cuando fiché, pero no a todos.

Óscar Rodríguez

¿Le cambió mucho la vida el gol al Barça del año pasado?

Me mejoró mucho. Fue un gol importante e inolvidable. Sabes, el fútbol es aprovechar los momentos. Ése fue mi primer partido de titular. Jugué, marqué y ganamos al Barça. Desde ese momento aproveché y pude encadenar partidos seguidos.

Ahí está, el ídolo Los Navalmorales

Quita, quita… si allí soy uno más. Allí me conocen de toda la vida. Soy un chaval más. Si se me sube el pavo a la cabeza algún día allí me lo bajan rapidito.

En sus redes se ve que le gusta hacer patria chica.

Alguna vez me he llevado a mis compañeros para allá, sobre todo los del Castilla. En casa, como uno más.

Nombres…

Pues mira, a Achraf Hakimi, que está ahora en el Borussia Dortmund, me lo he llevado. También Manu Hernando, que recuerde…

¿Y a Reguilón? Para usted es como un hermano.

Eso es. Cuando estuvimos juntos en el Castilla hicimos buenas migas y nos fuimos de vacaciones juntos. Seguimos en contacto y me parece muy buena gente.

Vamos, que se merece todo lo bueno que le pase.

Claro. Reguilón se merece todo lo bueno que le pase más que nadie porque es un chico que siempre ha trabajado muchísimo desde que era pequeño. Cuando era más joven no tuvo suerte, pero le ha venido llegando con el trabajo. Lo está aprovechando.

En el pueblo me conocen de toda la vida. Allí me he llevado alguna vez a Achraf y a Reguilón

Óscar Rodríguez

Usted y él parecen el triunfo de la normalidad.

A ver, es que somos eso. Chicos normales. No tiene por qué cambiarnos la vida tengamos lo que tengamos. Eso es algo que los dos sabemos y tenemos muy claro.

A Reguilón le veremos algún día en el Madrid de vuelta, ¿no?

Reguilón lo está haciendo de maravilla en el Sevilla y claro que puede volver. Puede ser que esté en el Real Madrid porque él vale para estar en el Real Madrid.

¿Amistades de ésas ha tenido en el Lega?

Sí, con Arnáiz.

Eso tiene trampa, José es familia…aunque no lo conocía antes de coincidir en Butarque.

Tal cual. Pero te lo prometo que era así, que en persona no nos conocíamos y somos primos. Pero bueno, una vez llegué aquí nos llevamos perfecto.

¿Se apoyaban mucho el uno en el otro?

Intentamos hablar de mucho de lo futbolístico. Y siempre estamos ahí para ayudarnos. José está en forma y si no juegas… pues es complicado estar en dinámica.

Y usted juega mucho. Es intocable.

Intocable no hay nadie. Te aseguro que si lo haces mal en el campo, no te aguanta ningún entrenador. Pero si lo haces bien… ¿por qué no seguir?

Preguntado de otra forma: si a uno le dan confianza, se crece jugando.

La confianza es todo en el fútbol. Mauricio me dio desde el principio de que llegué aquí muchísima confianza. No puedo negar que le debo mucho.

Y el Leganés a usted…

He aprendido mucho de ese sacrificio aquí, en el Leganés. Yo cuando vine tenía claro a lo que venía. Sabía que tendría que dar mucho en ataque y también en defensa.

¿Pellegrino le cambió la vida?

No sé… lo que sí te puedo decir es que a Mauricio le debo mucho de mi carrera. Dentro de unos años seguro que pensaré en él como un entrenador importante. Ha sido mi primer entrenador en Primera, el que me ha dado la ocasión de debutar y me ha ayudado mucho.

¿El más importante de su carrera?

Sí… se podría decir que sí. De mi vida futbolística seguro que Mauricio ha sido el entrenador más importante de mi carrera.

¿El Real Madrid? También parecía difícil estar en Primera y aquí estoy. Vamos paso a paso.

Óscar Rodríguez

Guti también le aportaría mucho.

Claro que sí, obvio. Guti ya había vivido lo que nosotros estábamos viviendo en el Real Madrid. Triunfó como futbolista y me dio muy buenos consejos dentro y fuera del campo.

¿Le comía más la oreja por ser usted mediapunta?

¡No! Qué va, ayudaba igual a todos. Aunque claro… al jugar en esa posición era más fácil que me diera consejos a mí que era de su misma posición.

Él no defendía como usted…

Pero es que Guti tenía un talento especial… (Risas)

Y como entrenador, ¿aprieta?

¡Ya te digo! Sí que le gustaba apretar, sí. En los entrenamientos, en los partidos… A mí me mejoró porque también me dio confianza y me ayudó a ser un jugador más líder, a creer más en mí.

Su especialidad son las faltas. En el Leganés le costó una temporada marcar de falta.

¡Tenía muchísimas ganas de marcar de falta! En Primera se hacen pocas faltas y no había tenido opción el año pasado de marcar. Así que cuando marqué este año estuve muy feliz.

¿Por qué se le da tan bien?

No lo sé, la verdad. Uno tiene un golpeo y poco a poco lo vas mejorando. Algún entrenador de cantera me daba consejos para ir mejorando.

Nombres.

Ballina. Trabajaba mucho conmigo y me ayudó mucho a mejorar.

En el Lega algunos otros también las tiran bien.

Sí, mira. Gerard Gumbau, que ya no está aquí, las tiraba muy bien. Tenía un golpe tremendo. Y en el Castilla me gustaba también Quezada.

Puestos a hablar de faltas, Zidane era bueno…

Pero eso ya son palabras mayores.

Imagino que su sueño es volver al Real Madrid algún día.

Toda mi vida he sido del Real Madrid. Mi sueño es terminar en el Real Madrid. Sé que puede parecer difícil, pero es factible. También parecía difícil estar en Primera y aquí estoy. Vamos paso a paso. Pero ahora sólo pienso en el Leganés.

Lo que tiene claro es que hay que ir con calma.

Eso es. Es que las prisas no son buenas para nada. Y si vas muy rápido, te estrellas.

Si no regresa al Madrid, ¿el Leganés podría ser buena opción?

Una opción magnífica, claro. Yo siempre la he tenido en cuenta. Mira como esta temporada la tuve clara para repetir aquí. No sé qué pasará en el futuro, pero seguro que siempre estará ahí.