REAL VALLADOLID

"Cualquier niño sueña con un estadio gritando su nombre y yo lo he conseguido en Pucela"

Joaquín mantuvo una charla con los aficionados que enviaron sus preguntas vía Twitter. Se muestra feliz en Valladolid y deseando que todo pase y se vuelvan a celebrar goles en Zorrilla

"Cualquier niño sueña con un estadio gritando su nombre y yo lo he conseguido en Pucela"
Real Valladolid

Los aficionados pudieron este jueves charlar con Joaquín y enviarle sus preguntas; el futbolista almeriense del Real Valladolid sigue confinado como el resto de la plantilla y el resto de ciudadanos en España: "Espero que estéis todos bien y que pronto podamos acabar con este confinamiento y podamos salir todos juntos".

La primera pregunta a la que contestó el andaluz fue ¿en qué posición y con qué sistema te encuentras más cómodo?: "Me quedaría con las dos posiciones. La de central te somete a una presión muy alta y te provoca mucha adrenalina por ser esa última barrera, esa frontera antes de la portería, mientras que en la posición de medio, siempre tienes cosas que hacer, precisamente por estar en el medio de todo, hacer una basculación... o meter un buen pase, por ello me quedaría con las dos. En cuanto al sistema me gusta el 4-1-4-1 y jugar en el vértice por delante de la defensa; también me gusta el 4-4-2 en rombo como hemos jugado alguna vez este año, me encuentro cómodo como ancla".

El mítico frío de Valladolid es algo a lo que cuesta acostumbrarse y Joaquín explicaba sus sensaciones y más teniendo en cuenta que viene de Almería: "Me he adaptado muy bien. Sí que recuerdo que la campaña pasada cuando llegué y empezaron las primeras semanas de frío, tenía que ir a lavarme las manos con agua caliente para calentarlas porque sí lo pasaba mal; ahora ya estoy acostumbrado y me atrevería a decir que prefiero el frío al calor".

Joaquín perdió un diente en el partido disputado en Getafe y un aficionado le preguntaba si lo había guardado y enmarcado: "No que va, porque cuando recibí el golpe con Kiko el diente no se rompió, sino que estalló en varios trozos y cayeron por el césped. Pudimos recuperar uno pequeño que encontró Matéu Lahoz y que se lo entregó al doctor, pero no se pudo usar para la reconstrucción porque era muy pequeño. No sé qué pasó con él y no lo he podido enmarcar".

Cumpliendo su segunda temporada en el Pucela y siendo ya protagonista en el equipo por su juego y entrega, llegaba el momento de preguntarle por qué eligió el Valladolid como destino en su carrera: "El Real Valladolid era un club de Primera División y era lo que estaba buscando y sobre todo me daban un contrato a medio/largo plazo y que iba a tener minutos si trabajaba bien. También me gustó el proyecto que es ambicioso y que ayuda y propone al jugador crecer en el equipo y eso es lo que busco, jugar en Primera y crecer con el Valladolid en la categoría".

Han pasado varias semanas ya sin celebrar un gol ni jugar un partido. Echándo la vista atrás, Joaquín habló del gol que más ha celebrado desde que viste la blanquivioleta: "No tengo ninguna duda, el gol de Sergi Guardiola que ponía el 1-2 ante el Rayo Vallecano el año pasado. Es el gol que más he celebrado hasta ahora, pero estoy seguro que vendrán muchos más".

Siguiendo por la vía del recuerdo, el jugador habló de las dos experiencias más grandes que ha vivido como futbolista: "Desde pequeño mi sueño era debutar con el equipo de mi tierra, Almería y el otro momento especial sería el debut en Primera que me lo ha brindado el Real Valladolid y por eso estoy tan agradecido y comprometido con el club, porque me ha ayudado a cumplir uno de mis grandes sueños". Insistiendo en ese debut con el Pucela, Joaquín contó sus sensaciones: "Fue un partido de Copa del Rey de la pasada campaña contra el Mallorca y ganamos 2-1 y fue muy bonito porque además pasamos la eliminatoria. Ya conocía el estadio de mis visitas en Segunda, pero en ese momento ya respiraba de otra forma, respiraba Primera División y un ambiente especial y quiero agradecer a los aficionados como llenan cada domingo el estadio y nos animan".

La aspiración de Joaquín coincide en gran medida con el objetivo general del club: "Hacernos fuertes en Primera División y lograr las permanencias y aunque están siendo sufridas, seguro que este año la vamos a volver a conseguir como hicimos el año pasado; una vez logrado eso, ¿por qué no pelear por la parte alta y poder llegar a Europa?".

Habiéndose medido a jugadores de la máxima categoría, Joaquín explicaba los más complicados de parar: "Sin ninguna duda Leo Messi, como muchos imaginabais, pero si tuviera que decir otro Benzema también es muy inteligente y es capaz de llevarte a su zona de confort y te saca de la tuya; por su calidad te hace sufrir mucho".

Sus actuaciones y esa entrega le han valido al jugador para que la gente en el estadio le muestre cada vez más cariño: "Sólo tengo agradecimiento; es adrenalina lo que me envían cuando corean mi nombre. Cualquier niño que empieza en el fútbol ha soñado con que un estadio grite su nombre y yo he tenido la suerte de cumplirlo. Agradezco que valoren mi trabajo y me da más ganas de trabajar y seguir dando alegría a los aficionados".

Pisando terreno más íntimo e intentado entrar en los entresijos del vestuario, Joaquín contó quien es el más gracioso de la plantilla: "Hay varios, pero si me tengo que quedar con uno, sería Sergi Guardiola, es un auténtico terremoto y también una luz dentro del vestuario; desde que entra por la puerta, hasta que sale, siempre está con bromas, chistes... nos saca una sonrisa y es bueno tener a gente que anime en el vestuario y es súper querido por todos y desde aquí le mando un abrazo muy fuerte".

La charla acabó con el deseo de una aficionada de que Joaquín siga muchos años en Valladolid, algo que el jugador ve también con buenos ojos: "Ojalá que sí, sabéis que he renovado hace poco y tengo tres años más de contrato. Estoy bien en Valladolid y mi familia también, así que estoy contento. Me gusta estar en Valladolid y jugar en el Real Valladolid y si nada se tuerce, estaré aquí muchos años y espero que a buen nivel y luchando por cosas bonitas, todos juntos".

Joaquín envió un mensaje de ánimo a todos: "Espero como dije al principio que estéis todos bien, que pronto nos veamos en Zorrilla y que podamos celebrar muchos goles del Real Valladolid y os quiero mandar un abrazo muy fuerte a todos".