SEGUNDA B

La propuesta de la Federación no gusta a todo el fútbol catalán

Equipos como Lleida y Olot piden que el playoff de ascenso lo disputen los ocho primeros de cada grupo. Sí hay unanimidad en que no haya descensos.

La propuesta de la Federación no gusta a todo el fútbol catalán

Se avecinan días aún más complicados para el fútbol catalán porque la propuesta de la Federación, que consiste en dar por finalizada la liga regular, realizar un playoff de ascenso rápido y evitar los descensos de categoría, no gusta a todos los equipos. La Federació Catalana, con su presidente, Joan Soteras, al frente, se citó el pasado miércoles de manera telemática con los representantes de los 11 clubes catalanes de Segunda B y se comprobó que la idea es polémica. En lo único que hay unanimidad es en que no haya descensos de categoría, algo que beneficiaría a Prat y Badalona.

La mayoría de clubes catalanes apostaron por intentar finalizar la temporada, pero esto es algo que cada vez se antoja más difícil. Entonces, toca buscar una fórmula para decidir los ascensos y en el playoff es donde está la polémica. Con la propuesta trasladada, tan solo lo disputarían los cuatro primeros de cada grupo y esto es algo que, por ejemplo, en Olot lo ven “injusto y no nos gusta”. Restan diez jornadas por disputarse y se veían con serias opciones de dar el salto definitivo hacia la zona más alta de la tabla. El Lleida tiene la misma opinión y de ahí que ambos clubes propusieran que fueran ocho y no cuatro los equipos de cada grupo que tuvieran acceso al playoff de ascenso. Si se aceptara, Lleida, Olot y Espanyol B se sumarían a Castellón, Barcelona B, Sabadell y Cornellà (los cuatro primeros clasificados). El presidente del Lleida, Albert Esteve, fue claro al comentar que “no podemos aceptar de ninguna forma el escrito que nos envió la Federación Española de Fútbol. O todos podemos jugar a fútbol o nadie puede hacerlo. El Lleida defiende acabar la competición hasta el último momento. Estamos en una situación que, a nivel deportivo, podemos hacer un playoff y podemos conseguir el ascenso. Pero hay que dar siempre prioridad al ámbito sanitario. Además, cambiar el formato a media competición puede tener consecuencias muy difíciles para los clubes. Hay que buscar el consenso máximo”.

Encontrar una solución que guste a todos se antoja casi misión imposible porque un representante de la Federació Catalana traslada a AS que “aquí todo el mundo barre para su casa”. El problema es que ya hay clubes que no descartan emprender medidas legales si se toman decisiones sin un consenso total.

Hay otras entidades que viven la situación actual con resignación como, por ejemplo, Llagostera y Sabadell. Ambos acatarán la decisión que tome la Federación, pero dan prioridad a finalizar la temporada siempre que haya seguridad y Sanidad lo permita. El Sabadell, que está a un solo punto del líder, el Castellón, es segundo y defiende, desde el club, que “estamos en un momento excepcional y hace falta una decisión excepcional. El trabajo de ocho meses no puede quedarse en nada. Esperaremos acontecimientos y lo que queremos es luchar en el campo por el ascenso”.