CONFNAD@S | DIEGO ARMANDO MARADONA JR

"Messi es un futbolista gigante, pero mi padre es el fútbol"

Diego Armando Maradona Jr, para AS: "Tenerle delante hace más de tres años fue impactante. El apellido ha sido un peso más para la gente que para mí".

Diego Armando Maradona (20-9-1986, Nápoles, Italia) es el mayor de los cinco hijos reconocidos por el exfutbolista y actual entrenador de Gimnasia y Esgrima de La Plata y en AS le hemos entrevistado para conocerle un poco más y saber su opinión de muchas cuestiones relacionadas con su padre.

Lo primero: ¿cómo se encuentra su familia y usted en Nápoles y cómo están llevando el confinamiento?

Bien, tanto mi familia aquí en Italia como la de Argentina. Y lo estamos llevando como casi todo el mundo, cumpliendo las normas de la cuarentena, intentando todos los días inventarnos algo que nos haga más llevadero estar en casa y rezando para que esto se acabe pronto.

Cuéntenos de primera mano cómo es la situación en Italia.

Nosotros pasamos por un momento muy difícil, porque está muriendo mucha gente, pero lo peor está sucediendo como saben en el norte de Italia, Milán, Bérgamo, Turín… los del sur tuvimos la suerte, entre comillas, de que la pandemia no nos atacó tanto porque nos encerramos a tiempo. La semana pasada tuvimos el pico máximo y ahora parece que está bajando la curva. Tenemos que seguir disciplinados con las normas y no relajarnos. Salir ahora significaría dar muchos pasos atrás.

Como su padre, usted también ha sido futbolista. Háganos un resumen de su carrera.

Desde los nueve hasta los 17 años jugué en las categorías inferiores del Nápoles. Después el club tuvo un crack económico-financiero y tuve que marcharme. Estuve en el Genoa sub-19, en las inferiores de la selección italiana, decían que lo hacía bien, pero después es como si se me hubiese apagado la luz y no tuve el carácter de seguir progresando. Empecé a deambular por equipos de categorías menores, pero el amor al fútbol me hizo jugar hasta el año pasado que lo tuve que dejar porque me requería mucho sacrificio y las lesiones ya no me respetaban tanto. Fue una decisión muy dura, porque los que amamos el fútbol nunca aceptan la retirada. También practiqué el fútbol playa, pero ya mi cabeza estaba en ser entrenador…

"No es fácil ser Diego Armando Maradona. Él tuvo sus errores, pero lo sabe, no necesita que nadie se lo diga"

…Eso le iba a preguntar, por sus proyectos presentes y futuros y a lo que se dedica.

El fútbol son etapas y ahora estoy muy ilusionado en ser entrenador y conseguir llegar más lejos de lo que no pude como futbolista. Llevo dos años en la Escuela Real Casarea, con chicos del año 2008, y la experiencia está siendo magnífica. Y paralelamente trabajo en una radio aquí en Nápoles, que me ha hecho descubrir un mundo maravilloso y en el que me divierto mucho, porque con lo de entrenador no me llega para vivir. Mi sueño es llegar a ser entrenador de un equipo profesional y voy a hacer todo lo posible para conseguirlo.

Tengo dos curiosidades Diego: ¿cuándo se enteró de que era hijo de Maradona y qué sintió cuando lo supo y al tenerlo delante por primera vez?

Mire, yo tuve la mala suerte de no estar con mi viejo durante muchos años, pero por el contrario, mi vieja y su familia siempre me contaron la verdad, nunca me ocultaron que él era mi padre, lo supe desde que tuve uso de razón, y lo mejor es que criaron desde el amor hacia él, nunca con rencor. Cuando lo tuve delante por primera vez fue impactante, imagínese después de tantos años tener al más grande futbolista al lado tuyo. Pero el ‘shock’ duró media hora, después cuando hablo con él lo hago con mi padre, no con Maradona. Lo asumí enseguida y nuestra relación es magnífica después de más de tres años. Estoy muy orgulloso de ser su hijo.

¿Cómo se lleva apellidarse Maradona y vivir en Nápoles?

Bien, qué le voy a contar. Nací y crecí aquí y nunca tuve problemas. La gente me quiere, me pregunta por mi viejo, se saca fotos conmigo… La gente sabe cuál es mi apellido y todo lo que conlleva, pero yo me siento muy orgulloso de que se me quiere y aprecia porque soy Diego no porque soy Diego Maradona.

¿El apellido Maradona le ha dado facilidades o ha sido un peso para jugar a fútbol?

Ha sido un peso más para la gente que para mí. Yo nací con este apellido, pero corren las piernas, juegan al fútbol las personas. Pero sí es cierto que fue una desventaja, siempre se me intentó comparar con mi ‘viejo’ en todo lo que hacía en una cancha, no se fue honesto conmigo, siempre se esperaba más de mí: si yo un día jugaba un partido de seis, era malo; si lo hacía excelente, era normal. Yo siempre tenía que hacerlo excelente porque me apellido Maradona, y no hay nadie que lo haga excelente todos los partidos, nadie.

"No debería juzgarse a Messi cuando se retire por si ganó o no un Mundial, sino por todo lo que nos dio en los años que jugó"

¿Qué opinión tiene del debate que hay instalado en el mundo del fútbol sobre quién es mejor, si su padre o Messi, y qué piensa del argentino del Barcelona?

Esta me la esperaba. Mire, muchos boludos cambiaron las palabras que siempre dije y voy a ser muy claro de una vez por todas: Messi es un gigante, me encanta, mucho más que Ronaldo (Cristiano), pero mucho más, y discuto con la gente cuando lo comparan con mi viejo, porque los terrestres no se comparan con los extraterrestres. También me enfado cuando en Argentina se meten con él, ‘dejen en paz al pibe’, les digo, porque tenemos que disfrutarle, porque después de mi viejo es el más grande de la historia del fútbol. Le tengo mucho cariño y admiración a Messi, y para mí no se merece las críticas que recibe. Aunque a mí me encantaría verlo, Messi no necesita ganar un Mundial para ser más grande, él es enorme, y yo no lo juzgaré cuando se retire, y la gente tampoco debería hacerlo, por si ganó o no un Mundial, sino por todo lo que nos dio en los años que jugó, por lo que nos hizo disfrutar del fútbol. Ahora, compararlo con mi ‘viejo’ no se sostiene, porque Diego Armando Maradona es tan grande, él es el fútbol. Y no lo digo porque sea mi ‘viejo’, sino porque hablo con la gente y llora cuando se refiere a él, por cómo jugaba, lo que hacía en una cancha. A mi ‘viejo’ nadie lo va a igualar ni se le puede comparar con nadie.

Si tuviese que hacer un top 3 de la historia…

Mi ‘viejo’, Messi y Johan Cruyff, no Pelé. Porque, junto con Diego Armando Maradona y Lionel Messi, Cruyff fue el único que fue capaz de hacer algo nuevo en el fútbol, primero como jugador y después como entrenador.

¿Habla de fútbol con su padre?

Sí, mucho, vemos bastantes partidos de fútbol juntos y debatimos. Además, él es entrenador, mi sueño es serlo también, así que por ahí enganchamos muchas conversaciones sobre fútbol.

"Apellidarme Maradona ha sido un peso más para la gente que para mí. Pero sí es cierto que fue una desventaja, siempre se me intentó comparar con mi ‘viejo’ en todo lo que hacía en una cancha"

El Bernabéu aplaudió a su padre tras marcar un golazo con el Barça al Real Madrid, en un Clásico de Copa de la Liga. ¿Le ha hablado alguna vez de si tuvo oportunidad de jugar en el Madrid?

En Italia es verdad que rechazó cheques en blanco de Agnelli, de Berlusconi, pero nunca me dijo que ni siquiera hubo alguna oportunidad de jugar en el Madrid. Nosotros charlamos mucho de su época en el Nápoles, porque la del Barcelona, aunque mi viejo lo hizo bien allí, aquella lesión grave que tuvo le lastró mucho. Además, qué le voy a contar como hincha del Nápoles… me alegro de que lo del Barcelona acabara pronto y viniese para acá para hacer aún más grande, porque además si no hubiera sucedido así, yo no hubiese nacido.

¿Qué le impacta más cuando lee, oye o ve algo del pasado de su padre: todo lo que fue capaz de hacer como futbolista o las historias extradeportivas que protagonizó?

Por supuesto que lo deportivo. Pero es que yo soy su hijo, no un juez, no soy nadie para decirle a mi ‘viejo’ si hizo mal o bien. Él es muy inteligente y es consciente de todo lo que hizo, y si lo hizo bien o se equivocó. Desafío a cualquiera a que encuentre a alguien que no se equivoque. Yo le comprendo, porque no es fácil ser Diego Armando Maradona. Él tuvo sus errores, pero él lo sabe, no necesita que yo se lo diga. Sí necesita y se merece que le diga que fue el más grande de la historia del fútbol.

¿Cuál recuerda como mejor momento de la vida futbolística de su padre?

Yo era un recién nacido, pero dicen que 1986 y 1987 fueron los años más gloriosos de mi padre, con Mundial con Argentina y el Scudetto con el Nápoles. Después, los otros momentos futbolísticos que pudo tener mi ‘viejo’ en su vida se los robó la FIFA, con los Mundiales de 1990 y 1994, que yo creo que también los hubiera ganado con la albiceleste.

Le pregunto por Juan Román Riquelme. ¿Cómo lo ve como vicepresidente de Boca y cómo ve la relación con su padre, después de que se quisieran tanto más tarde se pelearan?

Lo que vaya a hacer como vicepresidente de Boca me da exactamente igual, porque yo soy hincha de River, así que quiero que le vaya mal. Ahora, es indiscutible lo que hizo como jugador, porque fue grande. Pero como persona nunca me gustó, y más desde que se puso en contra de mi ‘viejo’.

"Estoy muy ilusionado en ser entrenador profesional y llegar más lejos de lo que no pude como futbolista"

¿Por qué cree que el Nápoles de Ancelotti no funcionó?

Porque no hubo conexión entre el vestuario y el cuerpo técnico, ese fue el gran problema. El primer año estuvo muy bien, porque el Nápoles quedó segundo, por detrás lamentablemente de la Juventus, un equipo al que odio, pero que está un escalón por encima del resto. Pero este año las cosas empezaron mal, con muchos problemas en el vestuario y no se supo gestionar la situación, y eso no me lo esperaba de un técnico como Ancelotti. Y después, desde el punto de vista futbolístico, Carletto intentó jugar de una manera que con los jugadores que tenía era complicado. Yo, en eso, soy del estilo de Bielsa: debes jugar conforme al estilo de jugadores que tienes y no cambiar de opinión, y, sobre todo, estar convencido de lo que haces y convencer a tus futbolistas.

¿Le gusta el Nápoles de Gattuso?

A mí Gattuso me parece un técnico muy bueno. Todo el mundo habla de la parte motivacional que impregna a los jugadores, pero es que en todos los equipos en los que ha estado lo ha hecho bien, y eso es porque hay un trabajo técnico-táctico detrás, y en el Nápoles lo está demostrando. En el fútbol también se necesita suerte y yo espero que la tenga en el Nápoles.

Muchas gracias por habernos atendido.

A ustedes y un saludo a España.