INTERNACIONAL

Popp, la estrella del Wolfsburgo, va a comprar para sus vecinos

Alexandra Popp, estrella del Wolfsburgo, pasa la cuarentena echando de menos el balón y ayudando en su comunicada. La delantera no duda en hacer la compra a sus vecinos mayores

Alexandra Popp.

Alexandra Popp es una de las mejores jugadoras del continente. La delantera alemana pasa el confinamiento echando de menos el balón. Tanto que la capitana del Wolfsburgo pidió una red y un balón para trabajar en su casa. La goleadora intenta mantenerse en forma, aunque aseguró que correr sin balón le aburre. Así que con su 'mejor amigo' intenta mantener la mente ocupada y el cuerpo preparada para el regreso a la competición. En una entrevista, la punta explicó: "Los primeros días no fue tan difícil. Incluso estaba un poco feliz de tener un pequeño descanso. Pero pasó a ser realmente malo de la segunda a la tercera semana".

"No me gusta correr sin la pelota. El impulso de motivación, especialmente en la mañana, casi se había ido", explicó así que pidió una red y un balón para poder jugar en el jardín de su casa.La Bundesliga se supendió el 19 de abril y, se supone, podría volver el 30 de abril pero, ¿se volverá a jugar? "Eso espero. Creo que sería algo para la sociedad. Que tengas un pequeño evento, no en el estadio, sino en la televisión". La crisis sanitaria está inundando las noticias y para Popp haría falta algo más de cotenianidad: "Se siente así: enciendes la televisión y solo escuchas cosas del coronavirus y te vuelves completamente loca. Así que un poco de la vida cotidiana sería importante". Popp también hace una labor social en su comunicada. La delantera va a hacer la compra a los vecinos mayores, para que estos no corran peligro de coger el virus. Un acto de humanidad en tiempos de crisis.

Deseando el retorno de la competición con un objetivo muy ambicioso: la triple corona: "No hemos tenido una temporada como esta durante mucho tiempo. Sería muy difícil porque estamos cerca de ganar el triplete". El fútbol que pasa a segundo plano cuando la sociedad está sufriendo tanto: "Son temores extremos. Una ya está pensando en cómo actuar. Pero la situación es diferente en otros sectores, como los restaurantes, y es muy difícil en este momento".