CELTA

Caballero torpedea a Mouriño anunciando otra ciudad deportiva

El ayuntamiento de Vigo incluye el proyecto en el borrador del nuevo plan de urbanismo. El Celta está construyendo sus propias instalaciones en Mos.

0
Carlos Mouriño conversa con Abel Caballero en el palco del estadio de Balaídos.
SALVADOR SAS DIARIO AS

La última vez que Carlos Mouriño se pronunció sobre la nueva ciudad deportiva del Celta afirmó que el primer equipo y el filial se mudarán el próximo verano a las instalaciones que el club está levantando en Mos, municipio limítrofe con Vigo. A pocos meses para que se cumpla ese plazo, Abel Caballero contraataca e incluye en el borrador del nuevo plan de urbanismo una ciudad deportiva que construirá el ayuntamiento. “Estará a cinco minutos del gran estadio de Balaídos”, señaló el alcalde olívico.

En el interminable enfrentamiento entre el máximo accionista de la entidad celeste y el regidor socialista no hay tregua. Esta vez ha movido ficha Caballero anunciando un proyecto de 110.000 metros cuadrados y que se ubicará en la zona de A Balsa, a seis kilómetros de Balaídos. La previsión del alcalde vigués es que el nuevo plan de urbanismo se apruebe definitivamente en 2023.

El Celta puso el pasado 30 de noviembre en Mos la primera piedra de una obra que acumula más de un año de retraso. La ambiciosa apuesta de 237.000 metros cuadrados realizada por el club, a 20-25 minutos de Balaídos, consta de nueve campos de fútbol, residencia para los jugadores, una Universidad del Deporte... y una parte comercial que fue el detonante de que la relación entre Mouriño y Caballero saltara por los aires.

Mientras el Celta no se traslade a Mos, seguirá utilizando las instalaciones municipales de A Madroa. Cuando dentro de unos años se materialicen los planes del club y del ayuntamiento, ese recinto quedará relegado al papel de tercera ciudad deportiva en el área metropolitana de Vigo.