REAL VALLADOLID

Porro: "Estoy deseando volver al verde; entrenar en casa no es lo mismo"

El carrilero del Real Valladolid protagonizó un encuentro digital de la Federación Extremeña de Fútbol.

Porro: "Estoy deseando volver al verde; entrenar en casa no es lo mismo"

Pronto hará cinco años que Pedro Porro abandonó el Gimnástico Don Benito, club de su pueblo, en dirección al Rayo Vallecano. Sin embargo, el actual jugador del Real Valladolid no se olvida de sus orígenes, menos aún cuando futbolistas con los que compartió experiencias y vestuario tienen gestos como la sorpresa propiciada por la Federación Extremeña de Fútbol este viernes.

El carrilero dombenitense compartió pantalla a través de YouTube con viejos amigos con los que compartió siendo cadete la selección extremeña, como Rafa Parejo (Ebro) o Isma Gil (Badajoz). "Lo que hicimos con la selección me sirvió para darme cuenta de que me podía dedicar a esto profesionalmente", explicó el blanquivioleta, que guarda un especial recuerdo del partido del Campeonato de España en el que marcó tres goles a Cantabria.

"Ahora soy defensa y me centro más en defender, pero también ataco, aunque me falta el gol", contó a un puñado de jóvenes futbolistas de las categorías inferiores de su comunidad, con los que recordó esos tiempos en los que jugaba más adelantado, incluso de delantero. No obstante, ante la pregunta de una pequeña lateral, reiteró la importancia de "defender bien y estar muy concentrado", así como de "saber cuándo subir o cuando no".

El deseo de una barbacoa en familia

Pedro Porro está "deseando volver al verde, como todos", esperando "para entrenar" y ponerse a punto de cara a lo que queda de competición, si es que se retoma, porque "entrenar en casa no es lo mismo" y, dijo le falta el olor del césped.

Entre las primeras cosas que hará en cuanto el confinamiento se finalice está el organizar una barbacoa con los suyos. "Lo primero que haré será invitar a mi familia y a la de mi novia para poder pasar tiempo juntos. Estar separado es duro. Estoy deseando poder hacer una barbacoa con ellos, abrazarnos, reírnos...", comentó el carrilero, que se encuentra pasando estos días en Valladolid con su pareja.

Precisamente para los suyos fue su primer gol como profesional, contra el Real Madrid vistiendo la camiseta del Girona, tanto que recordó con cariño. Por el contrario, definió como "una espinita clavada" el no poder haber participado en el último Europeo sub-21, para el que estaba convocado, pero al que no pudo viajar porque se lesionó "a dos días de viajar".

Después de aquello, firmó por el Real Valladolid, donde sigue cumpliendo el "sueño" de enfrentarse a los que hasta hace poco eran sus ídolos y peleando por cada victoria, porque todas son difíciles. "Ganar en Primera es muy difícil, por eso cuando ganas la satisfacción es enorme. En el ambiente se nota y son todo risas. Con eso, nosotros no hemos entrado en descenso todo el año", referenció.