SELECCIÓN SUB-21

De la Fuente: "El aplazamiento de los Juegos fue un duro golpe"

El seleccionador Sub-21; Luis de la Fuente, se mostró partidario de la recomendación de la FIFA para que acudan jugadores Sub-24, y no Sub-23.

De la Fuente: "El aplazamiento de los Juegos fue un duro golpe"
RAFA APARICIO DIARIO AS

Luis de la Fuente (1961, Haro, La Rioja), seleccionador español Sub-21, aseguró que el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que se disputarán del 23 de julio al 8 de agosto del 2021 debido a la pandemia del coronavirus, "fue un duro golpe" porque "significaba que desgraciadamente" esta "no está solucionada".

El entrenador se mostró partidario, en '#JugamosEnCasa' de EFE, de que se hiciera afectiva la recomendación de la FIFA para que acudan jugadores Sub-24, y no Sub-23, y poder así "premiar" a una generación que "se lo ha ganado" y en la que tiene "depositadas muchas esperanzas".

¿Cómo lleva la cuarentena?

Yo la verdad que gracias a Dios lo estoy llevando muy bien. Atendiendo a las recomendaciones de los profesionales con este confinamiento y luego, en lo que se refiere a mi rutina diaria, la llevo muy bien. Tengo los horarios establecidos con mi trabajo, entrenamiento, lectura, mis 'hobbies' y se me pasan los días muy rápido. Y claro, pasear a mi perro.

Ahora son ellos los que nos sacan a nosotros.

Exacto (ríe). Siempre ha sido un lujazo, yo soy un enamorado de los animales y mi perro es uno más de la familia, y ahora todavía más; nos damos cuenta ahora de lo importantes que son. P7

¿Aprovecha para seguir viendo fútbol o ha desconectado?

Sigo viendo fútbol, sin la urgencia de tener que ver partidos o estudiar a rivales porque no la hay, desgraciadamente; lo más inmediato sería septiembre. Estoy viendo muchos partidos, tanto nuestros como viendo futuros rivales. Luego fútbol en general, acciones a balón parado, situaciones de juego. Además está la tranquilidad de no tener la urgencia del día a día, que te permite tener otra perspectiva.

¿Le ha dado tiempo a aprender algo nuevo o retomar algo que tenía pendiente que el día a día no le dejaba hacer?

No a hacer algo, pero sí he aprendido a valorar que el tiempo que tenemos es muy importante y que hay veces que no lo aprovechamos bien. He aprendido a aprovechar el tiempo. No soy manitas, me hubiera gustado poder decirte que estoy pintando o haciendo algo, pero desgraciadamente no tengo esa habilidad (ríe).

La pandemia del coronavirus nos ha dejado sin Juegos Olímpicos este año, ¿cómo recibió la noticia del aplazamiento?

Fue un duro golpe. Lo fue por lo que significaba, no por no ir. Significaba que desgraciadamente no está solucionada esta pandemia, este tremendo problema que tenemos en todo el mundo. Yo siempre he comentado que quería que se celebrasen los Juegos Olímpicos este verano por lo que iba a significar para la humanidad, que podría haber sido un golpe de moral. Desgraciadamente no ha podido ser así y ahora a pensar en el año que viene. Los teníamos muy preparados, pero evidentemente ahora queda mucho tiempo por delante y vamos con calma.

La FIFA hizo una recomendación la semana pasada de que los futbolistas que participasen en los Juegos Olímpicos fueran Sub-24, para mantener el corte de edad previsto para este año. ¿Cómo lo valora?

Me alegro mucho. Es una recomendación solo, pero desearía que fuera así. Sería premiar a una generación que se lo ha ganado y que ha  hecho los méritos para estar en unos Juegos Olímpicos. Además yo siemprehe  dicho que son una generación en la que tenemos depositadas unas grandísimas esperanzas y sería cerrar un círculo de haber ganado diferentes campeonatos. Estos Juegos serían muy importante para ellos, para nosotros y por su puesto para la Real Federación Española de Fútbol.

Siempre ha hablado de la calidad de esta generación y no se ha equivocado, por los títulos conseguidos y porque varios ya están en la absoluta. ¿Este aplazamiento le hará más difícil confeccionar la lista de convocados ya que todavía más futbolistas pueden tener la oportunidad de jugar la Eurocopa?

Seguro que estos jugadores y otros que están apareciendo con un año más de experiencia van a ser mejores. Pero bendito problema tener esa dificultad, que ya lo era en si, para tener que elegir entre grandísimos futbolistas. Dios quiera que estén todos sanos. Recuerdo que en las Navidades pasadas me preguntabais quién iba a entrar a la lista, si habíamos pensado en alguien, yo siempre os comentaba que quedaban muchos meses y que sabía Dios cómo íbamos a llegar a ese momento, pensando exclusivamente en la salud del futbolista en cuanto a lesiones o inconvenientes físicos, y fíjate la que se ha liado, quién iba a pensar que iba a suceder esto. A año y pico que queda, fíjate lo que puede pasar.

Como dijo, ya había mucho avanzado en la preparación de los Juegos Olímpicos. ¿Cambia este aplazamiento los planes que tenía o será una base sobre la que crecer?

Yo creo que la base es muy sólida, teníamos prácticamente todo bien enfocado de cara a los Juegos y como dices será trabajar sobre esa base. Cuando tengamos que empezar a pensar en ello, en febrero o marzo del año que viene, ver el estado de los jugadores. En lo demás, la logística, habrá que verlo cuando sea el sorteo e ir cerrando detalles.

Con la generación que va a ir a los Juegos Olímpicos dejó de trabajar el pasado verano tras ganar el Europeo Sub-21 y con este aplazamiento será un espacio de tiempo de casi dos años. ¿Tiene algún plan específico con ellos?

A corto plazo no, porque ahora tienen que pensar en sus clubes. Cuando esto ya se solucione y volvamos a la normalidad estaremos pendientes,de su rendimiento en sus clubes para seguirles. Mantengo el contacto con muchos de ellos y poco más, ellos se revindicarán con el trabajo en sus clubes.

¿Qué es lo que hará cuando acabe esta cuarentena?

Fundamentalmente yo le daré las gracias a Dios que podamos vivir con normalidad y valorar las cosas que hay que valorar. Ese cambio es importante que se produzca en nosotros, esos pequeños detalles. Poder ir a entrenar, a ver un partido de fútbol, salir con los amigos, estar con la familiaâ esos detalles que antes, en ese sentido tan rutinario que teníamos no le dábamos importancia, no lo valorábamos. En relación con mi profesión pienso, aunque ya lo hacía, que soy un privilegiado, he convertido mi pasión en mi trabajo y eso lo valoraré mucho más.