CARTAGENA

El Cartagena, ante la renovación o la revolución

Sólo seis jugadores del actual plantel tienen contrato para la próxima campaña, mientras que otros dependen de si hay ascenso o no.

El Cartagena, ante la renovación o la revolución
FC CARTAGENA

Aún con las dudas sobre si habrá competición o no, de la categoría en la que jugará la campaña 2020-21, el FC Cartagena tiene que ir elaborando su próximo proyecto. Son meses de planificación y la incertidumbre actual no ayuda, pero pronto se debe iniciar la toma de decisiones en el apartado deportivo. Desde la comisión liderada por Paco Belmonte, presidente de la entidad, deben decidir en cuanto a incorporaciones, renovaciones e incluso ventas por posibles ofertas que se reciban por Carrasquilla.

De los 24 jugadores en nómina del FC Cartagena, entre los que se incluye a Rodrigo (cedido en el Calahorra), sólo seis tienen contrato para el siguiente ejercicio. Se trata de Carrasquilla (2025), Elady (2021), Verza (2021), Carlos David (2021), Andújar (2021) y Viana (2021). El resto acaba su compromiso el 30 de junio, aunque varios cuentan con un acuerdo para ampliarlo en caso de ascenso. En esta situación hay hombres importantes como Marc Martínez y Cayarga. De los que finalizan su compromiso, cinco regresarán a sus clubes de origen puesto que están en Cartagena en calidad de cedidos: William y Álex Martín (CD Leganés), Johannesson (Real Oviedo), Vinicius (Botafogo) y De Vega (FC Barcelona).

La crisis desatada por el coronavirus y su repercusión en el mundo del deporte hará mella en la planificación de las próximas plantillas, por lo que habrá que moverse con rapidez a la hora de tomar decisiones. Uno de los principales inconvenientes que tiene el FC Cartagena para empezar a trabajar en la confección del equipo es que no sabrá en qué categoría estará, en Segunda A o Segunda B. Pero se podrían dar pasos en la continuidad de futbolistas que han demostrado contar con nivel para dar el salto al fútbol profesional, por ejemplo De Vega y William.

Un as que se guardan en la manga en las oficinas del Cartagonova es Carrasquilla. Ha sido un descubrimiento y su extraordinario rendimiento no ha pasado desapercibido para clubes españoles, mejicanos, estadounidenses e ingleses. Nadie duda de que habrá ofertas por el panameño, al igual que el verano pasado las hubo por Elady. Si hay necesidad económica no se descartaría la venta del centrocampista siempre y cuando el montante supere la cantidad que pagó el FC Cartagena para hacerse con sus derechos, 300.000 euros.