ATLÉTICO DE MADRID

Jones, el hombre de las finales de Copa y Recopa del Atlético

Miguel Jones, que pudo haber jugado en el Athletic, estuvo ocho temporadas en el Atlético. Fue decisivo en los títulos de Copa y de Recopa de Europa de primeros de los años 60.

Miguel Jones, el hombre de las finales de Copa y Recopa en el Atlético.
@Atleti Europa Press

Miguel Jones Castillo jugó ocho temporadas en el Atlético y fue un delantero muy destacado en la década de los años 60, además de un futbolista muy apreciado por sus compañeros. Ganó una Liga, tres Copas y una Recopa de Europa y tuvo participación muy directa con sus goles en alguna de esas finales. Pudo jugar en el Athletic, puesto que con cinco años llegó a Bilbao de su Guinea Ecuatorial natal.

De familia acomodada, el entrenador Daucik se quedó prendado de él al verle jugar un partido entre la Universidad de Deusto contra la de Económicas, donde Miguel Jones estudiaba. Daucik no logró convencer a los dirigentes del Athletic de que lo ficharan y la entidad bilbaína se mostró intransigente sobre el origen de los jugadores. Era otra época y Jones estuvo un mes entrenándose con el primer conjunto bilbaíno, pero finalmente no llegó a jugar en el club vasco. La directiva no aceptó entonces que un jugador nacido en Guinea, aunque hubiera llegado de niño a España, pudiera jugar en el Athletic. Lo hizo en el Indauchu, en Segunda, entidad de reputada fama, y de allí recaló en el Atlético, con Daucik como entrenador. El traspaso fue estipulado en 400.000 pesetas (2.400 euros).

En el Atlético jugó 129 encuentros y marcó 53 goles, algunos de ellos en finales importantes, en partidos que pasaron a la historia de la entidad rojiblanca. En el Atlético dejó muestra de su rapidez. Tenía un buen regate, en largo, y era muy buen cabeceador. Y marcó goles decisivos.

El 26 de junio de 1960, Real Madrid y Atlético se midieron en la final de Copa en un abarrotado estadio Santiago Bernabéu. Era el Real Madrid grande en Europa, pero el Atlético le plantó cara. Y el equipo dirigido por José Villalonga se hizo con el título. La delantera del Atlético estuvo formada por Polo, Adelardo, Jones, Peiró y Collar. Jones hizo el segundo tanto del partido, el 2-1, en el minuto 76. Collar había igualado el tanto de Puskas y Peiró hizo el definitivo 3-1. El Madrid reinaba en Europa, pero el Atlético en España, para deleite de los seguidores rojiblancos.

La temporada siguiente, el 2 de julio de 1961, el Atlético volvió a jugar la final copera ante el Real Madrid. El Bernabéu registró una entrada de 120.000 espectadores. La delantera del Atlético es la formada por Jones, Adelardo, Mendonça, Peiró y Collar. Peiró hizo doblete y Mendonça marcó el tercero. Es una delantera que recitan de memoria los seguidores rojiblancos. En esta ocasión no marcó Jones, pero fue un jugador que siempre dio trabajo a la defensa madridista. 

Jones también fue decisivo en el primer título europeo del Atlético. El equipo rojiblanco, entrenado por Rafael García, Tinte, tuvo que jugar un partido de desempate ante la Fiorentina para llevarse la Recopa de Europa. En el definitivo, jugado el 5 de septiembre de 1962 en Stuttgart, Jones marcó el primer tanto del partido. En el minuto 8 hizo el 1-0 y puso el encuentro de cara para el equipo rojiblanco. Madinabeytia; Rivilla, Griffa, Calleja; Ramiro, Glaría; Jones, Adelardo, Mendonça, Peiró y Collar. Mendonça y Peiró hicieron los otros dos goles del Atlético.

La llegada de Ufarte al Atlético hace que Jones pierda el sitio. Con 29 años decidió retirarse, pero Osasuna le convenció para jugar en el conjunto pamplonés. El futbolista que pudo haber hecho carrera en el Athletic terminó siendo un jugador decisivo en el Atlético. Como curiosidad, Jones tuvo un primo, Juan Carlos Jones, que un atleta y considerado como uno de los mejores velocistass de todos los tiempos.