EIBAR

José Ángel 'Cote': "Hasta que la salud no esté segura, no me parece bien jugar"

El futbolista del Eibar afirma que "competir cada 48 ó 72 horas es injusto, sólo el Real Madrid y el Barcelona podrían hacerlo". "No pienso mucho en el fútbol", dice.

José Ángel 'Cote': "Hasta que la salud no esté segura, no me parece bien jugar"
Amaia Zabalo DIARIO AS

José Ángel Valdés 'Cote', futbolista del Eibar, destacó el miércoles que "hasta que la salud no esté segura, no me parece bien jugar", en la página web y las redes sociales del club guipuzcoano de Primera División.

El defensa lateral izquierdo asturiano dio una rueda de prensa virtual durante el confinamiento en su casa por el coronavirus con preguntas realizadas en días anteriores por los periodistas que habitualmente informan del equipo azulgrana.

El COVID-19 ha paralizado casi toda la actividad social, deportiva y laboral. Por este motivo, aunque sólo falten 11 jornadas para acabar la liga en la máxima categoría, eso no es lo más importante ahora. "Lo más justo sería jugar, pero la salud es lo primero. Y en estos momentos la salud no está garantizada. Hasta que no esté segura la salud, no me parecería bien reanudar la competición", insistió.

El deporte ha pasado a un segundo plano con la epidemia de coronavirus. "No pienso mucho en el fútbol con todo lo que está pasando ahí fuera. Toda la humanidad debe centrarse en parar el virus. Pensar en otras cosas, no es lógico", aseguró.

Cuando baje el nivel de contagios y la sociedad pueda volver poco a poco a su actividad normal, los dirigentes del fútbol profesional han planificado que los futbolistas comiencen a entrenar al principio en grupos pequeños -como ya ocurre en Alemania-, para evitar que se propague la enfermedad. "Me parece una tontería. No creo que soluciones nada con eso. Lo más importante es la salud en estos momentos", sentenció.

Contrario a jugar cada 48 ó 72 horas

Otro de los planes de la patronal del fútbol profesional (LaLiga) es que la competición se reanude con partidos muy seguidos, sin apenas descanso entre duelos, para acabar lo antes posible.

"Jugar cada 48 ó 72 horas me parece injusto. Sólo hay dos clubes en España que estén capacitados para jugar a ese ritmo, que son el Real Madrid y el Barcelona, por sus plantillas amplias. A los demás equipos nos costaría mucho mantener ese ritmo, habría muchas más lesiones. No es aconsejable, según los médicos, jugar con ese estrés. Esperemos que eso no ocurra. Cuando se reanude la competición, que sea como siempre, da igual los meses que hagan falta para acabar la liga. Que la competición sea segura, que no haya problemas con el virus, ni lesiones. Con esa cantidad de encuentros y tan poco tiempo para descansar, habría lesiones", advirtió.

También mostró su disconformidad a actuar en encuentros a puerta cerrada, sin público. "Hay que empezar a jugar cuando la situación sea segura para todo el mundo, porque la salud es lo primero. A mí me gustaría jugar con público, porque es una parte esencial para el fútbol. Es lo que la gente está esperando, y paga por ello un abono, para disfrutar de una cosa que le gusta", indicó.

El Eibar luchaba por la permanencia hasta que se paró la liga en la jornada 27 y la clave será volver a competir al máximo nivel. "Ahora no sabemos cómo van a ir las cosas. Cuando se reanude la liga, intentaremos estar a la altura de la situación y la competición. Intentaremos hacerlo lo mejor posible", prometió.

Entrenar con los compañeros, su sueño actual

Preguntado sobre lo que echa en falta durante el encierro, fue tajante. "Echo de menos entrenar con mis compañeros. Es una situación extraña, pero hay que estar en casa, como dicen los expertos", señaló. Lo primero que hará cuando salga del encierro, será "ir a entrenar con los compañeros y el técnico", anunció con una sonrisa en la cara.

Y es que el contacto con el resto de compañeros es ahora a distancia y a través del teléfono móvil. "Estamos en un grupo de redes sociales (WhatsApp) y hablamos, aunque no todos los días, porque ahora no hay fútbol. Con Mendilibar hemos hablado cuando el club organiza videoconferencias con toda la plantilla", explicó.

Se siente bien en el Eibar

José Ángel 'Cote' (Gijón, 1989) comenzó a jugar de niño en los equipos de fútbol base del C. D. Roces y del Club Deportivo La Braña antes de incorporarse a la cantera del Real Sporting de Gijón en 1997. Actuó de rojiblanco en el juvenil, el filial (Sporting B) y el primer equipo. Siendo futbolista del filial, debutó con el primer conjunto gijonés en un Sporting-Valladolid de Copa del Rey; y disputó su primer partido en Primera División con el Sporting ante el F. C. Barcelona el 8 de febrero de 2009, con 19 años.

Después de tres temporadas actuando con el Sporting en Primera, fue traspasado a la Roma entrenada por Luis Enrique. Tras una campaña actuando con el club italiano, luego fue cedido a la Real Sociedad durante dos ejercicios, en los que actuó tanto de defensa lateral como de centrocampista. El Oporto logró su fichaje y tras dos temporadas en el equipo portugués, fue cedido al Villarreal (2016-2017).

En julio de 2017 llegó a Ipurua con la carta de libertad del Oporto, fichando por tres temporadas con el Eibar, donde se ha vuelto a reencontrar. Ha sido fundamental para el entrenador azulgrana, José Luis Mendilibar, quien confía en el zurdo gijonés para el puesto de lateral izquierdo, y al que le pide que ayude en ataque (la pasada temporada fue quien más centros hizo al área desde la banda en Primera). Aunque acababa su contrato el 30 de junio, en noviembre pasado (con 30 años), renovó por dos ejercicios más, hasta junio de 2022.

"Mi valoración en el Eibar es positiva. Me vino bien venir aquí. Este club se identifica conmigo, y yo con él. Me hace ser más yo. Y ser uno mismo es algo muy importante en la vida. Aquí he encontrado un ambiente súper familiar, desde la afición hasta el propio club y jugadores. Y eso es algo importante para la supervivencia de un club y para jugar partidos", sentenció.

Alaba la solidaridad de la gente

Valoró de forma positiva el comportamiento de las personas, que se encuentran de forma responsable en sus casas para evitar que se propague el coronavirus. "Lo que más me está sorprendiendo de esta crisis es la gente, lo solidaria que está siendo. Sale a las 8 de la tarde a las ventanas a aplaudir a la sanidad pública", resaltó.

"Esta situación me está enseñando muchas cosas, sobre todo que tenemos que valorar más al personal sanitario y a los oficios de primera necesidad. Hay que darle más valor a lo que hacen cuando pase todo esto", subrayó José Ángel 'Cote'.