LAS PALMAS

La UD, mezcla de experiencia y juventud

El equipo amarillo integra en su plantilla tanto a jóvenes valores como experimentados futbolistas que conforman un grupo muy heterogéneo.

La UD, mezcla de experiencia y juventud
Diario AS

La UD Las Palmas, en un año marcado por los ajustes salariales derivados del fuerte gasto de la campaña pasada, ha conjuntado esta temporada un plantel donde aflora el gran contraste entre la juventud, encarnada, como no, en la figura de Pedri (17 años), y la veteranía liderada por el artillero Rubén Castro (38), con una diferencia de 21 años entre ambos futbolistas.

El ariete de La Isleta, que ha anotado cinco goles en lo que llevamos de temporada, es el tercer jugador más longevo de la categoría, solo superado por otro clásico de la Segunda División como Nino, de 39, y el portero del Cádiz Alberto Cifuentes, con 40.

Además del delantero grancanario, son ocho jugadores los que sobrepasan la treintena de edad, con la curiosa coincidencia de que cuatro son defensas. Martín Mantovani (35 años), De la Bella (34), Aythami Artiles (34) y Dani Castellano (32) forman una de las zagas más veteranas de la categoría, que choca con la juventud de Mauricio Lemos (24) y Eric Curbelo (26).

Esa mezcolanza de experiencia y savia fresca se traslada también a otras zonas del campo donde convive un portero de amplia experiencia como Raúl Fernández, de 32 años, y la irrupción de Josep Martínez (21) y Álvaro Valles (22), que han tenido que suplir al vasco debido a una lesión de larga duración que le ha mantenido alejado de los terrenos de juego toda la temporada.

Por último, la diferencia de lo mencionado anteriormente, en el centro del campo amarillo se concentran la mayoría futbolistas de corta edad y poca experiencia en el mundo profesional como el citado Pedri, que debutó en Segunda División el pasado mes de agosto de 2019 con solo 16 años, y otros como Fabio, de 23, Kirian, Cedrés y Benito, con 24, así como los cedidos Drolé y Varela de solo 22, a diferencia de Javi Castellano, el más veterano en la medular y uno de los capitanes, con 32 primaveras a sus espaldas.

Un grupo que Pepe Mel han conseguido unir y con el que espera, tras la reanudación de la competición, lograr la permanencia holgada y quien sabe si aspirar al ansiado playoff.