Si no estuviésemos confinados

El cambiazo del Siglo

Estamos confinados, pero vamos a conducir un Delorean y en un regreso al presente, imaginaremos lo que pasaría tal día como hoy. Cualquier parecido con la realidad es casual,

El cambiazo del Siglo
Juan Manuel Serrano Arce Getty Images

El cambiazo. Después del trepidante partido que cerró la jornada liguera del domingo en Anoeta entre la Real Sociedad y el Real Madrid, saltó el escándalo de la temporada. Traerá cola el tema. En el último momento, ya en las escalerillas del avión que debía de trasladar al equipo blanco de vuelta a la capital, el Real Madrid fue descubierto por los agentes del aeropuerto en su intento de pegar el cambiazo a los donostiarras. Se descubrió a Odegaard vestido con el chándal del equipo merengue, gafas de sol y gorra a punto de despegar formando parte de la expedición blanca. También llevaba un esparadrapo en la boca. Minutos antes se había descubierto a Jovic, perfectamente ataviado de la Real Sociedad encerrado en los lavabos del vestuario visitante. Al final, no coló el cambiazo y cada uno se entrenará hoy con sus respectivos equipos.

 

Butragueño. Ante este intento a lo bruto, el Real Madrid actuó de inmediato y compareció ante la prensa el portavoz institucional del club, Emilio Butragueño, que ofreció una apasionante perorata de como debe de cocinarse con propiedad la salsa verde para conseguir una merluza a la donostiarra de rechupete. Cuando le preguntaron por el burdo cambiazo, el portavoz madridista dijo que, de confirmarse los hechos, se estudiaría muy seriamente, pero “no olviden que la clave de todo está en el equilibrio entre el fumet, el vino blanco y la harina, que si no la salsa queda demasiado líquida o muy espesa y entonces no vale nada”.

El pasillo de Márquez. Marc Márquez reapareció en el Circuito de las Américas de Austin, que viene a ser como el pasillo de su casa. El Trueno de Cervera sumó su séptimo título en el trazado texano en sus ocho participaciones. Y eso que llegó a la cita con más huesos rotos que Filemón tras encontrarse con el bigotudo agente Cachomúlez, después de que por error le susurrara la contraseña “los tipos con bigote tienen pinta de hotentote”. El caso es que Márquez a mitad de la carrera tuvo tiempo de parar, hacer un par de anuncios, una campaña solidaria, cambiarse los clavos de la clavícula y aún así llegó sobrado a la meta.

El Rollo Vietnamita. Se disputó en el circuito urbano de Hanói el Gran Premio de Vietnam de Fórmula Uno que ganó Lewis Hamilton. Pero la noticia estuvo en las ruedas de prensa posteriores a la carrera. La más jugosa de todas fue la de Fernando Alonso, que no participó, pero que compareció ante la prensa para cargar contra los mecánicos de McLaren. “Carlos Sainz es un flojo y demasiado buen guaje, veo que los tuercas se están relajando y por ahí no paso”. Los restaurantes locales andan desconcertados, porque el famoso ‘Rollo Vietnamita’ ha cobrado desde esa rueda de prensa un nuevo significado que nada tiene que ver con la cocina asiática.