ATLÉTICO

"El Liverpool-Atleti fue un error"

Casi un mes después del partido en Anfield éste sigue dando que hablar. El último ha sido Matthew Ashton, director de salud pública de Liverpool, en 'The Guardian'.

Casi un mes después de que se jugara (la próxima semana lo cumple), el Liverpool-Atlético sigue dando que hablar. Quizá porque fue el último gran partido de fútbol antes de que la crisis del coronavirus cerrara todas las ligas, confinara al mundo en sus casas, le bajara el telón al fútbol sin fecha definida de apertura. En las palabras de Klopp sigue habiendo amargura, críticas y búsqueda de explicaciones al quedarse fuera de la competición de la que era campeón ante un rival, el Atlético, nunca favorito. En las palabras de los políticos extrañeza ahora, mirando el partido y el desplazamiento a Anfield de casi 3.000 hinchas rojiblancos desde Madrid, con la perspectiva del casi mes viviendo bajo la pandemia del coronavirus. El último en hablar ha sido el director de salud pública de Liverpool, Matthew Ashton, hoy en 'The Guardian'. Y es claro: lo califica todo "un error".

"No fue una decisión correcta dejar que se jugara ese partido. La gente no toma malas decisiones a propósito, tal vez la seriedad de la situación no había sido comprendida por el gobierno en ese tiempo. Aunque nunca sabremos, el juego con Atlético de Madrid pudo ser uno de los eventos culturales y momento de aglomeración que influenció el crecimiento (de la propagación del coronavirus) en Liverpool", afirmó. En Inglaterra había ayer más de 33.000 casos confirmados y casi 3.000 muertes. 

"La organización tendrá que aprender"

Cuando el 11 de marzo el Liverpool-Atlético se jugó se permitió la entrada de público, 52.000 personas es el aforo de Anfield, aunque en otros partidos de la Champions, por ejemplo el Valencia-Atalanta del día anterior, se jugara ya a puerta cerrada. "Esto definitivamente debería ser incluido en la lista de aprendizajes para el futuro, la organización tendrá que aprender y no volver a cometer errores similares", apostilla Ashton.