CORONAVIRUS

Clotet: "En Inglaterra por fin se han dado cuenta de la realidad"

El entrenador del Birmingham está confinado en en el Reino Unido mientras su familia está en Igualada, uno de los municipios que se cerraron antes en España.

Pep Clotet.
JOHN CLIFTON

-¿Cómo está la situación en Inglaterra?

-En lo que respecta al fútbol, la semana pasada hicieron un comunicado de la liga de fútbol inglesa, la asociación de jugadores y de entrenadores. Todos se pusieron de acuerdo en volver a jugar a partir del 30 de abril, a priori. Se monitorizará para ver si hay que alargarlo. Además, han anulado la norma de que todas las competiciones tienen que acabar antes del 1 de junio.

-¿Y a nivel de vida cotidiana?

-Nosotros somos tres españoles en el staff y llevamos tiempo haciendo la cuarentena como si estuviésemos en España. Fuimos a trabajar hasta mitad de la semana pasada y después nos íbamos para casa, igual que en España. Te sientes cerca de la familia así y creo que es lo que toca. Por fin aquí ya se han dado cuenta de la realidad y cerraron los restaurantes y pubs.

-¿Cómo se preparaba un entrenamiento conforme está la situación?

-Fue muy difícil. Nosotros entrenamos cinco días sabiendo que no habría partidos. Desde el principio hemos estado muy pendiente de la situación porque nuestros propietarios son chinos y nos tenían al tanto. Sabíamos que iba a llegar. Los jugadores veían que crecía el grado de preocupación hasta que dejamos de entrenar.

-¿Qué le parece que hace poco más de dos semanas se jugara un Liverpool-Atlético, con las gradas llenas y 3.000 aficionados del Atlético en Anfield?

-Ahora lo piensas, y con todo lo que ha sucedido en Madrid… Eso puede haber llegado a Liverpool. Hace sólo dos semanas… Y nosotros estuvimos a punto de tener jornada el sábado siguiente. El positivo de Arteta influyó muchísimo en la decisión de parar las ligas.

-Su situación personal también es especial, con la familia en Igualada, una de las primeras ciudades en confinamiento.

-Mi familia estaba aquí conmigo. Y el miércoles anterior al confinamiento total de España volaron a Barcelona. Llegaron a Igualada a las 19:30 horas. A mí me llega un aviso que a las 00:00 horas cerraban Igualada. Enseguida llamé a mi mujer para que se volvieran a Birmingham. Al final tampoco pensamos que fuera a ser tan grave… y de golpe se cerró todo. Si eso pasa un día más tarde, no hubieran podido entrar en Igualada.

-¿El club les dado vía libre para volver cada uno a su casa?

-El club ha aconsejado fuertemente que nadie abandone el país. En España estas cosas se suelen cumplir. Aunque entiende situaciones muy particulares. Mi situación es difícil. Porque si yo entro en Igualada, no sé si podría volver. Estoy esperando a ver qué pasa. Nosotros hasta el 13 de abril no tenemos entrenamientos y los jugadores están confinados en sus casas.

-¿Como se siguen preparando los jugadores en sus casas?

-Nosotros llevamos preparándonos dos semanas antes para esto. Hicimos una lista de todo el equipo que tenía cada jugador en su casa: gimnasio, jardín, cinta para correr... Y hemos vaciado nuestro gimnasio y fuimos casa por casa dejando los elementos que le faltaban a cada uno. Con eso trabajarán con su trabajo físico y nutritivo. No obstante, en Inglaterra puedes salir a hacer deporte fuera, si vas solo. Aquí hay muchos parques y eso no lo han prohibido. El 6 y el 8 haremos un test y en principio volvíamos a los entrenamientos, el día 13.

-¿Y el aspecto mental cómo se lleva?

-Nuestros médicos hablan todos los días con los jugadores. Están sufriendo por sus familias, por sus mayores… Les hemos dado unas pautas para mantener la salud mental. Sobre todo los jugadores que son jóvenes, que están solos, son de fuera… De estos estamos un poco más encima.

-Una vez los equipos vuelvan al trabajo, ¿cuánto tiempo calcula que será necesario para volver a jugar?

-Yo pensaba que podríamos estar en dos semanas porque el futbolista sabe que tiene que mantener la forma. Pero al final hemos considerado que sean tres para asegurar un nivel mínimo de rendimiento.

-¿Vería justo que algún campeonato se diera por terminado tal como está?

-A día de hoy, aquí hay un convencimiento general de acabar el campeonato. Tiene que ser algo de fuerza mayor para no acabarlo. Pero esto es una cosa de muy fuerza mayor. Y la salud debe estar por encima de todo. El fútbol tiene una capacidad de entretenimiento muy grande pero aquí la prioridad es otra cosa. Si entre todos somos capaces de que esta situación mejore y se puede retomar el fútbol, la importancia de acabar la temporada es vital.

-Al margen del coronavirus. Después de seis o siete años en Inglaterra, ¿le gustaría volver a España?

-Después de diez años fuera, siempre tienes en la cabeza volver algún día porque es el fútbol que conoces, el fútbol que te ha hecho... Yo ahora he cogido influencias de Suecia, de Noruega, de Inglaterra… pero el fútbol español es todo. A mí me ha ido muy bien en Inglaterra pero siempre está ahí en algún punto de la cabeza.

-¿Cómo se lleve eso de tener unos propietarios chinos?

-Yo he tenido propietarios ingleses, uno italiano (en Leeds) y ahora chinos. Hoy en día es muy importante para el entrenador entender la cultura del propietario de cara a trabajar con ellos. Yo en el Leeds, con Cellino (italiano), era una mentalidad como la nuestra. Con los ingleses, trabajar es relativamente fácil porque mantienen muy bien los roles. En cambio, los chinos son muy ambiciosos, siempre están pensando en cómo mejorar y evidentemente es una cultura muy jerárquica. Esto al principio puede producir un poco de choque. Pero luego lo valoras y tienes la obligación de saber trabajar con ellos.

-¿Escuchó a Anil Murthy cuando dijo que el Valencia quería un entrenador ‘funcionario’?

-Yo en ningún momento me he sentido en una posición de ‘funcionario’. Se producen muchas más reuniones de por qué hago una cosa o la otra. Ellos tienen mucho interés en construir algo todos juntos y quieren ver qué das pasos en ese sentido. A mí el presidente nunca me ha dicho si tiene que jugar un futbolista u otro. Sí es verdad que la comunicación es mayor que con otros dueños aunque eso no es un problema. Es un punto más jerárquico que de influencia.

-¿Qué pasó con Fran Villalba?

-Fran empezó muy bien, en una posición que estaba muy cómodo, estábamos haciendo buen fútbol… Pero se nos lesionaron los dos centrales titulares y tuvimos que ajustar. El también se lesionó y luego le costó entrar. Llegamos a un acuerdo las dos partes de que se volviera a España cedido (Almería). La adaptación a Inglaterra no es fácil, sobre todo en invierno, aunque Fran puso de su parte. Es un futbolista que demostró que tiene la capacidad de hacer cosas.

-Usted estuvo en las categorías inferiores del Espanyol. ¿Cuando se reanude LaLiga, le ve con posibilidades de salvarse?

-Siempre pienso que tiene posibilidades de salvarse porque es un club que amo y que adoro. No es una situación fácil. Estuve viéndolos aquí, en Wolverhampton, en Europa League. Tengo la esperanza de que se salven. Tuve a varios jugadores del primer equipo cuando estaba en la cantera. Y algún otro, como Darder, que lo tuve en Málaga. Yo sufro mucho porque pienso que es un club de Primera, que merece estar y seguro que van a trabajar al máximo para conseguirlo. No obstante, ya sabemos lo que es la Primera División, cuando coges una dinámica… pero siempre cruzo los dedos e intento ser positivo hasta el final.