MÁLAGA

Pellicer tiene siete jugadores intocables

El técnico tiene muy definida su columna vertebral. Munir, Luis Hernández, Juankar, Luis Muñoz, Juanpi, Adrián y Sadiku han sido titulares siempre que han estado disponibles.

Pellicer tiene siete jugadores intocables
MARIANO POZO DIARIO AS

Sergio Pellicer aterrizó en el banquillo del Málaga con las ideas muy claras. El técnico apostó por un sistema que trata de explotar al máximo las transiciones rápidas y que, a diferencia de lo que instauró Víctor Sánchez del Amo, no concede un mayor protagonismo a la posesión del balón. El preparador castellonense ha basado su propuesta en una columna vertebral muy definida. En este nuevo Málaga hay hasta siete jugadores indiscutibles para el técnico: Munir, Luis Hernández, Juankar, Luis Muñoz, Juanpi Añor, Adrián y Sadiku.

Estos siete futbolistas han sido intocables hasta la fecha para Pellicer. Todos ellos han sido titulares siempre que han estado disponibles. Munir y Luis Hernández han completado íntegramente los nueve encuentros que lleva el técnico al frente del Málaga. Sadiku acumula 799 de 810 minutos de juego, Juankar sólo ha sido sustituido y por lesión en un encuentro en este periodo y Luis Muñoz se ha ausentado del césped únicamente 41 minuto.

Con Pellicer al frente, Juanpi suma nueve titularidades y 729 minutos, mientras que Adrián ha sido baja en tres encuentros, dos por lesión y uno por sanción. En los seis restantes ha formado parte del once inicial y ha disputado un total de 515 minutos.

Las otras demarcaciones del once inicial sí se han visto sometidas a cambios en los nueve partidos de la era Pellicer. Cifu empezó siendo fijo en el lateral derecho, pero acabó cediendo la titularidad al canterano Ismael Casas. Juande, Diego González y Lombán se han repartido los minutos como acompañantes de Luis Hernández. Pacheco también ha alternado titularidades y suplencias, igual que Hicham. Tete Morente llegó al final del mercado invernal y ha terminado ganándose la confianza del técnico y siendo titular en los últimos cuatro partidos.

Pellicer ha implantado una idea de juego muy definida, sabe lo que quiere de sus futbolistas y tiene muy clara la base sobre la que pretende sustentar al Málaga de aquí al final de la temporada.