NUMANCIA

El césped de Los Pajaritos tiene quien le cuide

Julio Fernández Velilla, encargado de las instalaciones del CD Numancia, explica su método de trabajo en este parón por la pandemia de coronavirus.

El estadio de Los Pajaritos.
DIARIO AS DIARIO AS

El abandono y la falta de actividad pueden provocar inesperados e inoportunos actores protagonistas de algo que no se desea. Por ello, ante la duda sobre cómo estarán los campos de césped natural de Los Pajaritos, en As hemos charlado con Julio Fernández Velilla, encargado de las instalaciones del CD Numancia que explicó el método de trabajo que están llevando para que el césped, protagonista indirecto del fútbol, esté en perfectas condiciones en este periodo de pausa.

"Desde que salió el decreto de Estado de Alarma se cerraron las instalaciones a todo el mundo menos al personal de mantenimiento, hemos estado trabajando hasta las últimas noticias en relación a la modificación de trabajos, que ha sido este fin de semana, y nos hemos quedado dos personas únicamente", indicó Julio matizando el método de trabajo que se realiza en la hierb. "Para que el césped no tenga problemas hemos estado haciendo un mantenimiento mínimo y vamos tres veces por semana, lo que más prisa corre es la siega de los campos porque estaban recién abonados y con el agua que ha caído, la temperatura y la luz han espabilado. Lo que más prisa era no dejarlos abandonados porque necesitan siega constante que es lo que hacemos tres veces por semana", afirma.

No sólo hablamos del Nuevo Estadio de Los Pajaritos, también del campo Anexo y los distintos escenarios que tiene la Ciudad Deportiva. "Entre mi compañero Carlos Arroyo y yo llevamos todos los campos de césped natural, los artificiales requieren cuidado cuando se utilizan, ahora en invierno menos, si necesitan algo se puede hacer otro día, no es como un campo natural que si salen hongos lo tienes que tratar en el momento", señala. Las habituales ‘malas hierbas’ que tienen a salir en zonas naturales descuidadas, están ausentes durante el confinamiento por el trabajo de Julio y Carlos. “Además de la siega hacemos tratamientos fitosanitarios con herbicidas, según aparecen los problemas, si es que aparecen, los vamos tratando. Por eso debemos estar pendientes y no dejarlos abandonados”. Todo ello por tener el tapete lo mejor posible en el caso de un posible regreso a la competición.