GETAFE

Muchos cedidos con un futuro incierto en el Getafe

El Getafe tiene a nueve jugadores cedidos en diferentes clubes. Solo dos de ellos acaban contrato y el resto tienen difícil su vuelta al Coliseum.

Muchos cedidos con un futuro incierto en el Getafe
JAVIER GANDUL DIARIO AS

Una de las cosas que más enorgullecían a Ángel Torres y Martín González al empezar la temporada era como habían encontrado acomodo para todos sus futbolistas. Siete futbolistas (luego fueron nueve en el mercado invernal con las salidas de Enric Gallego y Raúl Carnero) cedidos a equipos en los que podían sentirse a gusto. Un quebradero de cabeza menos que, sin embargo, vuelve a asomar con el parón de la competición y la cercanía del final de esas cesiones, todas ellas con fecha de caducidad el próximo treinta de junio.

Dos finalizan contrato con el Getafe: Álvaro Jiménez y Rubén Yáñez. Del resto hay de todo. En Segunda División están jugando cuatro con suertes diferentes. El único con opciones de regresar es José Carlos Lazo, que está haciendo un gran año en el Almería, haciendo goles y siendo uno de los destacados. Iván Alejo también está a un buen nivel, pero no tiene sitio en el Geta, sobre todo si continúa Bordalás. Los otros dos son casos distintos. Ignasi Miquel no juega mucho en el Girona y se ha devaluado. Harper tampoco lo hace en el Alcorcón, pero es muy joven. Estudiar otra cesión parece lo más coherente.

El caso más exótico es el de Merveil Ndockyt. Debutó con diecinueve años en el primer equipo azulón. No encontró continuidad, decidió buscar oportunidades fuera y ahora juega en el Osijek de la liga croata. No parece que en los planes del congoleño, ni en los del Getafe, esté volver a juntar sus caminos, aunque el centrocampista tiene aún otro año de contrato. El Osijek tiene una opción de compra sobre él.

Finalmente están Enric Gallego y Raúl Carnero, futbolistas que sí empezaron contando para Bordalás, pero que buscaron una salida cuando comprobaron que habían perdido peso en el equipo. Ambos juegan con asiduidad en sus clubes de LaLiga. El lateral se asentó en la banda izquierda de Pucela y es querido allí. El delantero no ha visto puerta, pero su entrega gusta en Pamplona. En ambos casos hay mucho que hablar sobre su futuro.