Barcelona

La pretemporada, una opción para salvar los muebles

El Barça no iba a hacer gira este verano, pero ante la situación económica en el club valoran la opción para viajar y recaudar dinero si el calendario lo permite.

La pretemporada, una opción para salvar los muebles
FERNANDO ZUERAS DIARIO AS

La decisión estaba tomada firmemente: el Barcelona no iba a realizar este verano ninguna gira a pesar de que estos tours por Asia o América representan un buen ingreso para la economía del club culé. Ahora, la situación exige medidas que reduzcan el impacto económico que se derivará de la crisis del coronavirus y la opción de la gira vuelve a estar sobre la mesa. Una opción que a día de hoy sólo afectaría remotamente a Asia, donde el Barça cuenta con su gran patrocinados (Rakuten en Japón), donde la epidemia parece que se va controlando, todo lo contrario que en Estados Unidos.

A principio de temporada, el Barcelona decidió no realizar ningún tour promocional por varios motivos. De entrada, se hubiera realizado sin la mayoría de jugadores principales de la plantilla que este verano tenían previsto disputar la Copa América, la Eurocopa y los juegos Olímpicos. Además, la experiencia del último verano fue desastrosa a nivel deportivo. El inicio de temporada oficial fue nefasta para los blaugrana y dentro del vestuario se alzaron voces de algunos jugadores en las que se criticaba tanto viaje y tan poco entrenamiento. La directiva tomó nota de eso.

El Barça jugó en Japón y luego en Estados Unidos en una acumulación de kilómetros que impidieron al equipo entrenarse en condiciones durante un periodo clave. Era la primera vez que la entidad catalana realizaba un período de preparación en dos continentes. Hasta ese momento, únicamente se visitaba un continente y se alternaban las giras por Asia y y por los Estados Unidos con grandes beneficios económicos.

Sin ir más lejos, en 2017 el partido entre el Madrid y el Barcelona disputado el verano de 2017 en Miami, el primer Clásico jugado fuera de territorio español, supuso para el cuadro blaugrana un ingreso de 5,7 millones de euros en el marco de una gira que le sirvió al club catalán para recaudar 12 millones según desveló Football Leaks. Ese, por cierto, fue el último partido que jugó Neymar con la camiseta del Barcelona.

La participación en el torneo International Champions Cup, que lleva a los principales equipos de Europa a jugar en Asia y en Estados Unidos le reporta al Barcelona una media de seis millones de euros por participación, sin jugar contra el Real Madrid, hecho que llegó a plantearse este año.

En este sentido, el Washington Post publicó que los responsables de ICC habían contactado con Barcelona y Real Madrid para repetir tres años después el partido de Miami, pero en Las Vegas como parte de los actos de inauguración del Alegiant Stadium, el nuevo coliseo deportivo de la ciudad de Nevada, que ha costado 1750 millones de dólares y que es la nueva casa de los Raiders de fútbol americano.

Ante la nueva situación económica que ha paralizado el deporte, el Barça está a la espera de ver como quedan los calendarios y una vez confirmado que no habrá ni Eurocopa ni Copa América ni Juegos se abre un espacio para realizar una pretemporada que salve, al menos en parte, los muebles del mazazo económico de esta crisis sanitaria. Aunque, la opción de Estados Unidos parece absolutamente descartada.