EIBAR

Arbilla: "Sería egoísta pensar ahora en acabar la liga con tanta gente pasándolo muy mal"

"Hay trabajadores que lo tienen difícil, que se merecen que mencionemos el buen trabajo que están haciendo y el gran compromiso que están teniendo", dijo el defensa del Eibar.

Arbilla: "Sería egoísta pensar ahora en acabar la liga con tanta gente pasándolo muy mal"
Ion Alcoba Beitia GTRES

"Sería egoísta pensar ahora en terminar la liga, cuando hay gente con muchas más complicaciones que nosotros y que lo está pasando muy mal", destacó el sábado Anaitz Arbilla, defensa del Eibar. Arbilla (Pamplona, 1987), confinado en casa por el coronavirus, hizo estas declaraciones en una 'entrevista virtual', con preguntas realizadas en días anteriores por los periodistas que informan habitualmente sobre el equipo guipuzcoano de Primera División.

"Nos centramos en estar sanos y sin problemas. Todo sería más complicado con síntomas. Sinceramente veo difícil jugar lo que queda de liga. Todos queremos jugar y terminar esta competición, pero lo principal es que todos estemos sanos, que se solucione cuanto antes el problema y que todos estemos centrados en las personas que lo están pasando mal", insistió el futbolista navarro, para quien la salud es lo más importante.

"Es difícil ponerte a pensar en que se pueda terminar la liga. Veremos a ver qué pasa. Todos estamos centrados en que se pueda reanudar la temporada, pero en estos momentos estamos mentalmente fuera de lo que puede ser el final de la liga", reconoció.

Arbilla resaltó la labor de los sanitarios y todo el personal que está trabajando para que la sociedad siga en marcha, intentando evitar que el COVID-19 produzca más muertes y paralice aún más la actividad. "Hay trabajadores que lo tienen difícil, que se merecen que mencionemos el buen trabajo que están haciendo y el gran compromiso que están teniendo. Es de valorar", alabó.

Sobre la posibilidad de jugar varios partidos a la semana para poder terminar la temporada cuando concluya el confinamiento, el jugador navarro admitió que los jugadores "no estamos preparados para ese ritmo. Supondría una gran dificultad. Lo veo complicado después de haber estado probablemente dos meses sin entrenar y sin competir. Jugar cada 48 ó 72 horas no lo veo; porque sería perjudicial para cualquier equipo y para cualquier jugador, por el tema de lesiones. No creo que sea lo adecuado", afirmó.

Cuando los deportistas acaban una temporada y disfrutan de las vacaciones, suelen hacer una pretemporada de un mes, o mes y medio. Ahora, con el parón por la crisis sanitaria, y con los deportistas encerrados en sus hogares, intentando no perder la forma física, habría que hacer algo similar. "Las pretemporadas están hechas para ponerse a punto antes del comienzo de una competición y para afrontar una temporada larga. Y se necesitan 6 ó 7 semanas para estar en perfectas condiciones. Después de estar dos meses sin entrenar y competir, necesitaremos una pretemporada para poder afrontar ese final de la competición", aseguró.

En contra de jugar a puerta cerrada

Arbilla tampoco es partidario de disputar los partidos a puerta cerrada. Y es el que el defensa ya conoce lo que es jugar sin público con el equipo eibarrés, en el Eibar-Real Sociedad (1-2) del 10 de marzo en Ipurua, un duelo entre clubes guipuzcoanos que ha pasado a la historia como el primer partido en disputarse a puerta cerrada en España por el coronavirus. "No lo veo viable, porque perjudica a todos; perjudica al club, a los jugadores, a la afición y al fútbol. El fútbol se merece que los aficionados estén siempre animándonos a los jugadores y viviendo las experiencias. Son ellos los que nos hacen sentir la pasión y poder tener algo motivante para afrontar los partidos", señaló.

"En nuestro caso, para nosotros Ipurua es fundamental. Ya jugamos un partido contra la Real a puerta cerrada y fue muy frío. Nos perjudicó porque nos tocaba actuar ante nuestra afición, y está claro que para la Real no hacerlo como visitante ante una afición que te puede entorpecer un poco tu trabajo le benefició. Para el futbol es triste y feo jugar a puerta cerrada, no hay sensaciones y creo que no se debería valorar", manifestó.

La temporada 2019-2020 está resultando complicada para el Eibar, que, con 27 puntos en las 27 jornadas ligueras disputadas antes del parón, se encuentra a 2 puntos de los puestos de descenso. "No hemos dado un muy mal nivel. Si nos fijamos en las temporadas anteriores, es cierto que los números están siendo más pobres, pero aún estamos dentro y eso es lo más importante. Creo que la clave es ser fuertes en Ipurua", recalcó.

A distancia, el entrenador azulgrana, José Luis Mendilibar, como el resto del cuerpo técnico, los preparadores físicos, y la nutricionista, velan por la plantilla azulgrana. Intentan cuidar la forma física y mental, además de la alimentación de los futbolistas. "Lo que nos dice Mendilibar es que estemos en casa y que nos lo tomemos con calma, que preparemos el cuerpo, trabajemos y que no cojamos peso. Lo que queremos es que esto pase cuanto antes y que estemos bien de salud", subrayó.

En enero pasado llegaron al plantel eibarrés dos nuevos futbolistas, Sebastián Cristóforo y Rafa Soares. Preguntado por ambos, Arbilla dijo que se han adaptado bien a la plantilla y al confinamiento. "Los nuevos se están apañando bien estos días. Ya llevamos dos semanas cada uno en nuestra casa. No es fácil para nadie, pero especialmente para los de fuera. Espero que lo lleven bien y con salud", dijo.

Respecto a su experiencia particular durante el confinamiento, el pamplonés, que conoce por cercanía otro tipo de 'encierros', los de los 'sanfermines', admitió que se le hacen "muy largos los días. Estoy con mi mujer en casa. Ambos intentamos pasar las horas de la mejor forma posible, entretenernos el uno con el otro, con la televisión, con internet, hacemos deporte, nos cuidamos. Como todos, intentamos distraernos de todo lo que nos puede afectar", concluyó.

Cuatro temporadas en el Eibar

Anaitz Arbilla es uno de los hombres básicos para el técnico azulgrana, José Luis Mendilibar, quien valora su compromiso con el equipo y su polivalencia, ya que puede jugar en varias posiciones de la defensa (central, lateral derecho e izquierdo).

Se formó en la cantera del Athletic Club -llegó a Lezama en 2003-, jugando en los dos filiales rojiblancos (Baskonia y Bilbao Ahtletic), aunque no pudo llegar al primer equipo. Con 32 años, Arbilla cuenta con mucha experiencia, tanto en Segunda B (Bilbao Athletic, Barakaldo y Poli Ejido), Segunda División (UD Salamanca y Hércules), y Primera (Rayo Vallecano, Espanyol y Eibar), con 172 partidos en la máxima categoría.

En el Eibar lleva 4 temporadas, en las que ha disputado 96 encuentros, con 4 goles. En la actual campaña (2019-2020) ha intervenido en 20 duelos ligueros, y ha logrado un tanto ante el Atlético de Madrid (3-2) en el Wanda Metropolitano.