GIRONA

La persecución anotadora de Stuani a Baltazar, en el aire

El delantero brasileño es el mejor pichichi de Segunda con sus 34 tantos la campaña 1986-87 con el Celta. El uruguayo lleva este curso 23.

La persecución anotadora de Stuani a Baltazar, en el aire
Eddy Kelele

A nadie se le escapa que desde que Cristhian Stuani llegó a Girona vive un idilio con el gol. El uruguayo es el máximo goleador del conjunto rojiblanco y este curso ha batido su récord anotador. Ya acumula 23 tantos y su mirada está puesta en Baltazar. Quiere ser el mejor pichichi de Segunda y para ello deberá superar los 34 goles que hizo el punta brasileño con el Celta la temporada 1986-87. Hasta el parón por culpa del coronavirus iba por el buen camino para intentar darle caza, pero ahora su persecución está en el aire. Todavía se desconoce si se acabarán disputando las últimas 11 jornadas de Liga que restan.

Stuani es un futbolista que está demostrando que Segunda se le queda pequeña porque al resto de goleadores de la categoría les está siendo imposible aguantar su ritmo anotador. En los 26 duelos que ha disputado con la camiseta rojiblanca esta campaña ha firmado 23 tantos y su media es de un gol cada 100 minutos. En Girona le alaban y no es para menos porque gracias a él han sumado más de la mitad de los puntos que acumulan. Su voracidad es para enmarcar y hay motivos para pensar que puede no solo alcanzar cualquier objetivo que se marque, sino que también puede llegar a firmar los 34 tantos de Baltazar. La proyección anotadora de Stuani esta temporada es muy buena e indica que podría llegar a esa cifra de goles si la mejora ligeramente porque si se disputan las últimas 11 jornadas (990 minutos) no sería raro que hiciera más de diez goles. Es más, su peor racha sin marcar este año han sido solo tres jornadas seguidas, que justo coincidió con tres derrotas del Girona (Numancia, Mirandés y Rayo Vallecano).

Ser el mejor pichichi de Segunda no le obsesiona tanto como ascender de categoría, para ello se quedó en verano pese a tener multitud de ofertas de Primera, y está remando con fuerza para lograrlo. Sus goles siempre se han traducido en puntos este curso para el Girona y es que los 23 tantos los ha firmado en 16 duelos. Y para el recuerdo están ya sus dos hat-tricks ante Rayo (3-1) y Lugo (3-1) y sus dobletes contra Fuenlabrada (2-0), Extremadura (3-1) y Depor (2-2).

Stuani es inconformista y del calendario que le espera al Girona tiene marcado en rojo los duelos ante Numancia, Elche, Sporting, Almería, Cádiz y Alcorcón porque en la primera vuelta no logró marcarles (el conjunto rojiblanco no pudo ganar a ninguno). Les tiene en su diana y ello provoca que haya optimismo entre la hinchada gerundense. Y hay más porque ante los alfareros tendrá aún más ganas de revancha porque en el duelo de la primera vuelta (0-0) falló un penalti en el añadido y en caso de materializarlo habría dado el triunfo. Ello le marcó porque no desaprovechaba una pena máxima desde hacía nueve años. Llegó a firmar 20 lanzamientos sin error (el último fue el 20 de marzo de 2010, con el Albacete ante el Elche). Hay multitud de motivos para confiar en que puede cazar a Baltazar. Siempre que vuelva la Liga, claro.