BARCELONA

Debate entre capitanes del Barça

Los jugadores de las secciones profesionales discuten si aceptar la propuesta del club para rebajar sus sueldos un importante porcentaje sólo mientras dure el confinamiento.

Debate entre capitanes del Barça
RODOLFO MOLINA DIARIO AS

Los jugadores de las secciones profesionales del Barça debaten a esta hora si aceptar la propuesta realizada por los directivos del club azulgrana, que consiste en rebajar el salario un alto porcentaje (todavía por concretar) desde el 14 de marzo hasta que dure el confinamiento, pero que garantiza que los jugadores cobrarán cuando se levante el estado de alarma aunque no se reanuden las competiciones.

La propuesta, moderada y muy razonable en opinión del club frente a otras como las del Bayern de Múnich, está siendo estudiada y transmitida por los capitanes de los equipos de fútbol (Messi), fútbol femenino (Vicky Losada), baloncesto (Tomic), balonmano (Víctor Tomás), fútbol sala (Sergio Lozano) y hockey sobre patines (Aitor Egurrola, antes de dar una respuesta. El fútbol, no obstante, está siendo tratado con ciertos matices y podría haber trato individualizado de algún caso. En las secciones, la decisión es que el recorte sea aplicado por igual a todos. Y no está resultando fácil de momento.

El Barça tenía previsto gastar 507 millones de euros en salarios en la temporada 2019-20, un 3% menos respecto al curso anterior. Los 507 millones significan casi un 49 por ciento de presupuesto y el club que preside Josep Maria Bartomeu necesita contener de alguna manera el impacto económico debido al recorte de ingresos que sufrirá por la crisis del coronavirus. El Barça tenía previsto ganar 374 millones de euros en concepto de ingresos comerciales, cifra a la que ya le será imposible acceder.

Con cuatro meses todavía que pagar a los jugadores, el Barça considera moderado dejar de abonar una parte del sueldo mientras no haya actividad. En cuando se levante el estado de confinamiento, y se acaben o no las competiciones, los jugadores volverán a cobrar. Ahora el staff del Barça espera una respuesta de los jugadores para maniobrar.