LALIGA

Los clubes buscarán un permiso especial para regresar al trabajo

Esperan entrenarse a finales de abril pero no darán un paso sin consensuarlo con Sanidad y LaLiga. Tienen listas sus instalaciones, desinfectadas, para ejercitarse en grupos.

El coronavirus está haciendo florecer el consenso que muchas otras veces ha faltado en el fútbol profesional español. Una prueba evidente se está viendo con la forma de proceder antes los ERTEs. Ninguna entidad quiere dar un paso antes que el resto y todos los clubes prefieren buscar soluciones colectivas, como las bajadas generales de sueldo, antes que empezar a afrontar las consecuencias de esta guerra cada uno por su parte. Otro ejemplo son los planes a corto plazo. Tras varios amagos de algunos clubes de seguir con los entrenamientos, cortados de raíz por el decreto del Estado de Alarma, los pasos a seguir ahora se quieren hacer totalmente e coordinados. Si algo ha quedado claro en las reuniones telemáticas entre los 42 clubes, es que la vuelta al trabajo de los equipos se hará como bloque atendiendo a las directrices de Sanidad y también a los consejos de LaLiga.

Una vez que el Gobierno obligó a que se cerraran todas las instalaciones deportivas, sólo queda esperar. Sin embargo, los clubes están haciendo fuerza para que el deporte de élite, como es la Primera y la Segunda, gocen pronto de un permiso especial para poder reanudar al menos los entrenamientos a la espera de que vuelva la competición lo antes posible. Saben que los futbolistas, aun siendo profesionales, están a la cola de los deportistas olímpicos y que hasta que ellos no reciban el visto bueno, tampoco lo tendrían ellos. La única solución para poder inmediatamente después del 11 de abril, fecha hasta la que se ha prorrogado el confinamiento, es que el Gobierno acepte la petición de que los deportistas de alto rendimiento entren dentro del grupo habilitado para ejercer en la actualidad su actividad laboral, aunque sea de forma individual y respetando todas las medidas saludables que eviten el contagio.

Este permiso no parece que vaya a llegar de inmediato. Por mucho que el COE y otras instituciones, como la Junta de Andalucía, estén pidiendo una solución urgente y aunque las gestiones se están haciendo al más alto nivel. La grave situación nacional, con más de 2.000 muertes por el conoravirus, no permite levantar el pie del acelerador en cuanto a medidas protectoras se refiere. Sin embargo, muchos clubes consultados ya tienen sus instalaciones adaptadas por si esta situación se da. No quieren perder tiempo. Los campos de entrenamiento ya están totalmente limpios y desinfectados. Además, como es el caso de varios clubes de Primera y Segunda, están preparados hasta nueve vestuarios por club para que jamás coincidan más de tres jugadores en un mismo espacio (guardando siempre las medidas de distanciamiento) con la idea de que vayan rotando por un circuito para que nunca coincida todo el equipo (gimnasio, series en campo, piscina, etc). La idea de los staffs es la de realizar una mini-pretemporada de dos semanas hasta que se reinicie la competición, ya que parece claro que no será nunca antes del 10 de mayo. Hasta ahora los clubes están comprando y alquilando material de gimnasio para que sus jugadores trabajen en casa y no pierdan la forma, donde están recibiendo incluso sesiones de vídeo. Según los expertos, un profesional puede llegar a perder hasta un 3% de su nivel físico por semana.

El Barça, según informó ayer Javier Miguel en AS, cuenta con volver el 27 de abril. Esa es la fecha que manejan en resto de clubes, aunque todo dependerá de las autoridades gubernamentales y, sobre todo, del coronavirus.