REPORTAJE

De promesas a estrellas en sólo siete meses de competición

Esta campaña ha sido la de las revelaciones. Ya no sólo en España, sino a nivel mundial gracias a la irrupciones que se han ido dando en estos meses.

La temporada se para debido al coronavirus, pero queda marcada por varias revelaciones en lo que conforman un once de oro de grandes sorpresas. Y es que esta campaña ha sido la de las revelaciones. Ya no sólo en España, sino a nivel mundial gracias a la irrupciones que se han ido dando en estos meses. Estaban bajo lupa como rol de promesa, pero...

David Soria: una temporada de crack

El español sólo ha encajado 27 goles en 2.700 minutos. Es un pilar fundamental para Bordalás y lo ha jugado prácticamente todo. Consiguió hacer puerta a cero ante el Ajax en el Coliseum y está dando un nivel sorprendente. Ha sido la temporada de su consagración. El coronavirus le ha frenado...

Alex Telles: un nivel por encima del esperado

El lateral del Oporto se ha convertido en uno de los mejores laterales derecho de la competición portuguesa. Un puñal en ataque que compagina perfectamente con su seguridad defensiva. Su buen nivel ha hecho posible que otros grandes como el Chelsea y el Atlético se fijen en él. Su precio empieza a elevarse a más de 60 millones.

Gabriel dos Santos: un central que llama la atención

El defensor del Lille está siendo una de las grandes revelaciones en Francia. Pese a que era un 'desconocido' le han bastado sietes meses para demostrar que es una auténtica estrella. De hecho, se ha llegado a rumorear que le quiere el Real Madrid de cara a la próxima campaña. Gabriel llama la atención por varios movimientos

Yeray: siete meses de méritos

El campeonato de Yeray ha sido tremendo. Ha conseguido oponerse a varias dificultades para así incrementar su nivel un paso más que el que dio en la anterior campaña. Su contribución en el Athletic ha sido de 2730 minutos; su récord hasta la fecha en la parcela individual. Un dato que jamás se esperaba echando la vista atrás: hace menos de año y medio estaba en el filial.

Grimaldo: consolidación absoluta en el Benfica

Pese a que lleva siendo una estrella desde hace varias campañas, el nivel que está dando es tan demoledor que le convierten en una de las perlas más cotizadas en Europa. Cuando muchos creían que ya había llegado a su tope, éste consiguió reivindicarse en el club luso y ya es la gran sensación del costado izquierdo en Portugal. Si la Eurocopa finalmente se hubiese celebrado en 2020, Grimaldo podría haber sido una de las sorpresas.

Fede Valverde: el rey del centro del campo

Posiblemente estemos hablando de la mayor revelación de la temporada 2019-2020. Pocos le esperaban en esta campaña y ya no sólo es que haya aparecido, sino que también lo ha hecho cerrando la puerta a Kroos y Modric. Pocas veces se recordaba un impacto tan demoledor de un jugador que llegaba desde el banquillo y que, en muchas ocasiones, se rumoreó con una posible cesión en búsqueda de minutos.

Odegaard: un blanco difícil de atrapar

La temporada de Martín Odegaard no tiene adjetivo alguno. Su explosión ha sido colosal. Es el claro ejemplo de que ha vivido una transición de promesa a estrella. El líder de la Real Sociedad se ha ganado a pulso tener una oportunidad en el Madrid. Es uno de los futbolistas que mejor protege el balón y de sus botas han nacido cuatro goles y cinco asistencias.

Urzi: un hombre en el cuerpo de un niño

El jugador de Banfield ha sido una de las mayores explosiones del continente sudamericano. Tanto, que en el propio club ya le comparan con James Rodríguez cuando este tenía 18 años. Urzi ha deleitado a toda Argentina y ya hay muchos equipos europeos que se han fijado en él, entre ellos el Atlético de Madrid. Pese a su corta edad, ya ha sido capaz de ponerse el equipo a sus espaldas en varios encuentros claves. Todo lo que toca lo convierte en peligro para el rival.

Cucurella: una melena con mejora diaria

Si algo tiene Cucurella es que nunca llega a tocar el techo. Los encuentros ante el Ajax, buscando el espacio entre líneas, son el mejor ejemplo de ello. En el Barça B ya dejaba síntomas de lo que podía llegar a hacer, pero su etapa en el Eibar y posterior consagración en el Getafe le erigen como una de las grandes estrellas de LaLiga. La mejora que experimenta es prácticamente diarias.

Guilherme Schettine: gol al toque

Schettine ha revolucionado la competición portuguesa. El atacante del Santa Clara se ha coronado en menos de año y medio en un diamante en bruto. Guilherme no tuvo un inicio fácil, especialmente después de una breve etapa en Arabia que le sirvió para explotar en el país vecino y llamar la atención de los grandes. A sus 24 años, empieza a tocar su máximo nivel y prueba de ello es que logró siete goles en menos de 15 partidos.

Ansu Fati: el nacimiento de... ¿la leyenda?

Era inviable llegar a pensar que en menos de un año, Ansu Fati estaría compartiendo vestuario y goles con Leo Messi. Pero lo cierto es que el 'efecto Fati' sigue estando vigente. Deslumbró en su debut ante el Betis, marcó a Osasuna y al Valencia en tiempo récord y se fue haciendo con la titularidad con sólo 17 años. Su historia acaba de nacer.

Óscar: un cohete de Primera

La puesta en escena de Óscar en el Leganés es el fiel reflejo de la calidad que ya demostraba en el Juvenil del Madrid. Su elegancia con el balón y esa magia para dar el pase final, le erigen en uno de los indiscutibles para Javier Aguirre. Tiene detalles de estrella con los que ha demostrado que su nivel está por encima del de muchas promesas.

Haaland: la estrella de oro

La guinda no es otro que Haaland. En el Borussia ya lleva 12 tantos en sólo 11 encuentros disputados. Ha sido una de las grandes sensaciones de la Champions hasta el punto de aspirar a ser el máximo goleador de la misma. Su doblete ante el PSG fue el punto de inflexión para dejar de verle como promesa y sí como estrella.