REAL MADRID

Luka Jovic, bloqueado en Serbia

El país ha clausurado hoy las fronteras sin dar fecha de cuándo se volverán a abrir. Fuerte indignación nacional contra la actitud de Jovic. Otros deportistas han incumplido.

Luka Jovic se encuentra atrapado en Serbia y sin opción de regresar a España por un tiempo aún indeterminado. Esta mañana el Gobierno local liderado por Aleksandar Vucic ha decretado el cierre de las fronteras. Cómo ocurre en muchos países del entorno de la Unión Europea, sólo podrán entrar en el país los retornados. La medida, informan fuentes de Air Serbia consultadas por AS, se ha tomado sin que exista ninguna fecha para la vuelta a la normalidad. El periodo que el delantero del Real Madrid tendrá que permanecer en su país es, por tanto, una incógnita.

Ya lo era incluso antes de que se destapase su viaje secreto a Belgrado con (supuesto) permiso del Real Madrid. El miércoles pasado la Unión Europea también cerró sus fronteras. Serbia no pertenece al espacio comunitario, así que a todos los efectos es un tercer país cuyos ciudadanos, ya desde entonces, desde el miércoles, no pueden entrar en territorio de la UE.

Sólo vuelos excepcionales

El cierre de Serbia es absoluto. Ni por tierra, ni por aire. Los vuelos comerciales han sido cancelados y sólo se permiten el movimiento de aviones con mercancías, autoridades o personal sanitario. El último vuelo regular que ha aterrizado esta mañana en el aeropuerto Nikola Tesla de Belgrado ha tomado tierra a las 5:20 y procedía de Nueva York.

Poco después, un A330 ha partido rumbo a Shangai para adquirir aprovisionamiento de material médico. También saldrá un avión rumbo a Amsterdam y que, previo paso por París, repatriará a ciudadanos serbios atrapados en estos aeropuertos. Estos dos vuelos, ambos de Air Serbia, son los únicos que gozan de permiso para volar hoy. Ni siquiera los jets privados, como el que usó Jovic, tienen permiso para salir o entrar en el país. 

Indignación contra Jovic

Jovic, recordemos, fue ayer denunciado penalmente por la Fiscalía serbia, informó la agencia local Tanjug, tras haberse saltado la cuarentena obligatoria a la que le habían obligado las autoridades. De ser declarado culpable, se enfrenta a una fuerte multa e incluso penas de cárcel que van de 1 a 12 años de cárcel.

El futbolista del Real Madrid llegó a Belgrado el pasado viernes después de que el club (según la versión del jugador y del Madrid) le hubiera dado permiso. El motivo: cuidar en Belgrado de su hijo David, de apenas un año, eso sí, cumpliendo la restrictiva cuarentena a la que le obligaban las autoridades locales. Desde el pasado lunes todo ciudadano que entrara en Serbia procedente de Italia, España o Francia estaba obligado a quedarse en su casa, en cuarentena, por un periodo de 14 días. Jovic se saltó la prohibición.

El ariete, según fuentes de la Fiscalía, fue visto por el barrio de Vracar, en pleno centro de Belgrado, donde tiene su apartamento. Pese a que el futbolista se excusó afirmando que no le informaron bien de las restricciones, lo cierto es que en Serbia nadie le cree. Todo el país era consciente de estas duras medidas para los repatriados. El propio Jovic, sus familiares o su equipo de asesoramiento debería haberle dicho algo.

De ahí la profunda indignación contra el futbolista. La opinión pública del país balcánico cree que el jugador puso en riesgo la salud de sus ciudadanos pudiendo ayudar a expandir el coronavirus Covid-19 pese a que, siempre según la versión del futbolista, se realizó dos tests y ambos fueron negativos.

Amenaza de arresto

Un malestar que expresaron, sin citar expresamente al jugador, pero sabiendo claramente que se refería a él, las más altas instituciones del país. El último en hablar, pero el que más fuerza empleó en sus críticas, fue el presidente Aleksandar Vucic, que en una conferencia de prensa amenazó con el arresto del propio Jovic y de otros jugadores de élite que han regresado a Serbia y que no han evadido las órdenes del Gobierno.

"Uno se encuentra en un hotel [se refiere a Ninkolic, del Ascoli de la Serie B] y el otro en su apartamento [en el caso de Jovic]. Si alguno de los dos abandona estas dependencias, será arrestado. Creo que los dos se arrepienten de lo que han hecho, pero les dejaré claro que la vida de nuestra gente es mucho más importante que sus millones. Pese a todo, no vamos a crucificar a nadie", comentó el Vucic.

Fuentes consultadas por AS confirman que Nemanja Radonjic, extremo del Olympique de Marsella, es otro de los deportistas de élite que ha retornado a Serbia y se ha saltado la obligación de cuarentena. Ayer el ministro del Interior, confirmó a primera hora en la televisión Prva que había denuncias penales contra 80 personas, entre ellas "deportistas y millonarios" conocidos.