REAL VALLADOLID

"Hemos rechazado los test de coronavirus de la LFP; hay gente que lo necesita más"

David Espinar confirmó que ningún trabajador del club ha pasado el test. El jefe de gabinete de presidencia explicó como está viviendo el club la situación

"Hemos rechazado los test de coronavirus de la LFP; hay gente que lo necesita más"
Real Valladolid

El Real Valladolid ha frenado en seco la actividad como el resto de equipos y como la casi totalidad de la sociedad española. Desde el encierro de su domicilio, David Espinar, responsable del gabinete de presidencia y principal portavoz del club desde que Ronaldo llegó a la presidencia, contaba como está viviendo la actual situación: "Estamos expectantes, pero no con el fútbol que es nuestro premio, sino con la sociedad, muy pendiente de como está afectando a las personas, como sube la cifra de contagio y como está afectando a las familias. En resumen, preocupado por una situación que nos está afectando a todos y a la que estamos intentando adaptarnos de la mejor manera posible. El Real Valladolid sigue trabajando día a día, a distancia, de una forma distinta".

El club ya puso en marcha la semana pasada las medidas que luego se han ido extendiendo y Espinar explica como se han ido adaptando y organizando el club: "Vimos rápidamente gracias al departamento médico, al planteamiento de la parte ejecutiva y el presidente, que era imprescindible preservar la salud de todos nuestros trabajadores, no sólo los de área deportiva, sino también los del departamento administrativo. Implantamos el tele-trabajo, anulamos la posibilidad de conceder entrevistas y otras medidas que afectaban a la labor diaria de nuestros trabajadores.Hemos entendido desde el primer minuto que lo primero era la salud de todos, empleados y aficionados que vienen a vernos o los profesionales que vienen a la ruedas de prensa, por eso tomamos esa decisión, que en un primer momento pudieron parecer drásticas, pero que luego se y han expandido a toda la sociedad al completo".

David Espinar se mantiene en contacto permanente con Ronaldo, presidente del Real Valladolid y trasladaba así el sentir del dueño del club: "Como todos en esta sociedad, está muy pendiente de todo lo que sucede, novedades del coronavirus, no sólo en Valladolid, en Castilla y León o en el resto de España, sino en el resto del mundo. Ronaldo es un personaje universal y está muy pendiente de todo lo que ocurre. El club ha preparado un comité de trabajo en el club que se reúne a diario y el presidente apoya todo el trabajo que hacemos y las decisiones que se están tomando, siempre con un mensaje de ánimo para las personas que estamos trabajando y para todas las personas que están afectadas por esta situación".

Con actividad física paralizada, para los jugadores es muy importante intentar conservar la mejor forma posible y el club se ha ocupado de que tengan herramientas para hacerlo: "Desde el momento que se anunció que todas las categorías del club paraban sus entrenamientos, los técnicos y el departamento médico han estado trabajando para encontrar la mejor manera de mantener la forma física de todos nuestros deportistas.Con el primer equipo se ha tenido una atención especial y se les está proporcionando material para trabajar, también indicaciones de lo que deben hacer cada día en cuanto al trabajo y a la nutrición. También instrucciones psicológicas para que aprendan a estar en esta situación de confinamiento en función de cada una de las categorías de edad. Debo destacar el trabajo de todo el club, desde el primer hasta el último trabajador, porque es un bloque homogéneo y todas las personas están dando el máximo, intentando adaptarse y haciendo que también sea más fácil para los demás hacerlo".

El estado de salud de los jugadores es un capítulo que el club sigue de cerca según expresó David Espinar: "Se les hace un seguimiento a distancia y está en contacto con nuestros médicos para seguir una serie de indicadores que nos muestren su buen estado de salud y de forma".

En las últimas horas se ha levantado polémica porque muchos equipos han hecho a través de la LFP el test del coronavirus a los jugadores, pero según Espinar, los del Real Valladolid no han pasado ese análisis: "Ningún trabajador del Real Valladolid se ha hecho los test. Es cierto que la LFP ha puesto a disposición del club esta posibilidad, pero por dos cuestiones, la primera por criterio médico y la segunda por criterio social, el club ha decidido rechazar estos test. Entendemos que si no hay sintomatología, no se recomienda pasar estos test y entendemos que hay colectivos  mucho menos favorecidos  y con más necesidades que el Real Valladolid y creemos que deben ser ellos los que tengan la prioridad".

Con la Eurocopa aplazada hasta 2021 para facilitar que las distintas competiciones puedan finalizar, Espinar entiende que "esta medida es la se toma en estas circunstancias y en la situación en la que estamos ahora mismo. Todo dependerá de la evolución de la epidemia y de como pueda resolver cada país este problema. Nosotros estamos de cuerdo en acabar la competición porque entendemos que los méritos deportivos son los que deben prevalecer en cualquier torneo, pero creo que debemos tomar con reservas estas fechas que se están dando y a pesar de la suspensión de la Eurocopa y la Copa América, vamos a ver si se puede acoplar todo en esas fechas, sobre todo porque tenemos que estar pendientes de la evolución del virus en nuestro país. La LFP está en contacto permanente con el club y todavía no hay un calendario definido".

Dependiendo de lo que dure esta situación, los jugadores tendrán que realizar una mini pretenmporada, que según dijo Espinar "quedará sujeta a la evolución del virus en cuanto a fechas, pero que es lógica para volver a la competición ya que no es la misma que entrenarse en casa" y sobre las posibles pérdidas económicas: "Ahora estamos preocupados por la salud y no estamos teniendo en cuenta la perdidas económicas".

Por último Espinar quiso ser positivo: "El Real Valladolid confía en que se va a poder terminar la competición y que vamos a seguir en Primera"