LUGO

Curro Torres logra detener la sangría defensiva del Lugo

Tras la llegada del nuevo míster, el Lugo ha logrado dejar la puerta a cero en cuatro de sus diez partidos.

Curro Torres logra detener la sangría defensiva del Lugo
Javier Navarro DIARIO AS

Uno de los grandes problemas que había mostrado el CD Lugo durante la primera vuelta, con Eloy Jiménez en el banquillo, era la alarmante fragilidad defensiva del equipo que le llevaba a encajar demasiados goles. En las 21 jornadas de la primera vuelta, que fue justo el tiempo que Jiménez dirigió a los albivermellos, el equipo encajó un total de 29 goles. Tan preocupante como el número fue la forma de encajarlos, con errores individuales de grueso calibre, y e hecho de que las principales goleadas (cuatro goles encajados ante el Alcorcón y otros cuatro ante el Tenerife) fueron en el propio Anxo Carro.

Por ello, una de las principales obligaciones de Curro Torres tras llegar al banquillo lucense era sin duda apuntalar el sistema defensivo albivermello. Los números y sobre todo las sensaciones confirman que, tras diez jornadas, lo ha conseguido. Si con Jiménez la media de goles encajados por partido era de 1,38, Curro Torres ha logrado bajarla hasta un 1,1 (once goles en diez partidos). Además, los números de Torres se ven penalizados por los cuatro tantos que encajó en su primer partido como entrenador rojiblanco, donde encajó otros cuatro a manos del Almería.

Lo cierto es que el Lugo ha logrado, en los diez partidos de Curro Torres como entrenador, mantener la puerta a cero en cuatro partidos, tres de ellos de modo consecutivo. Si bien estos números no le han servido para salir aún del descenso, el Lugo confirma en los datos la mejoría que se ve en el césped