ALMERÍA

Enzo Zidane, la estrella apagada

El centrocampista bordelés no cuenta para Gutiérrez, entrando sólo en dos de cinco convocatorias posibles. Es el único jugador del plantel que aún no ha debutado.

0
Enzo Zidane, la estrella apagada

José María Gutiérrez no cuenta con Enzo Zidane. Así lo reflejan los guarismos, siendo el hijo del técnico del Real Madrid el único futbolista de la plantilla rojiblanca que aún no ha debutado, a pesar de que el entrenador torrejonero no tiene un once tipo, sacando 16 diferentes en otras tantas jornadas ligueras. El medio bordelés firmó por el Almería del jeque en los últimos minutos del mercado, pudiendo haber entrado en las cinco convocatorias de febrero, quedándose fuera de la lista hasta en tres ocasiones.

Enzo Zidane llegó como la estrella en un mercado invernal en el que la UDA, en ascenso directo, hizo hasta siete incorporaciones (seis efectivos se marcharon). El francés llegó en los últimos compases de la ventana de enero con la vitola de estrella, la bomba que Turki Al-Sheikh quería para su proyecto, que con Zidane tomaba un carácter más mediático. Curiosamente fue la única incorporación que llegó en propiedad al club indálico.

Sin embargo, un mes después Enzo está pasando sin pena ni gloria por el el equipo de Gutiérrez, quien sólo lo ha citado ante el Racing y frente al Cádiz. A pesar de que el preparador madrileño le está dando la oportunidad a todos sus jugadores, Enzo está viviendo la mala situación de su nuevo equipo desde un tercer plano. Ni los malos resultados le dan la oportunidad al galo, que en el Ramón de Carranza vio como Francis, zaguero, debutó antes que él con el Almería necesitado de un gol.

Gutiérrez tiene excedente en la sala de máquinas, con Petrovic, De la Hoz, Kaptoum, Aguza, Vada, Coric (lesionado) y el propio Enzo. A pesar de ello, ha utilizado a los cinco primeros durante el mes de febrero, ya sea con dos efectivos en el medio del campo o con tres, más los cambios de la segunda mitad. De momento, Enzo, la estrella del jeque en el mercado invernal, está más que apagada.