CELTA

1x1 del Celta: Maniatado en ataque por el Granada

Sisto perdonó en la única ocasión clara de los vigueses. Primero Smolov y después Mina pasaron desapercibidos en punta. Aspas vio la quinta.

Pione Sisto reclama falta durante el partido entre el Granada y el Celta en Los Cármenes.
Parker DIARIO AS

Rubén: No tuvo que realizar ninguna parada, solo un despeje. Los palos se aliaron con el mosense en la acción que pudo desequilibrar el marcador en el tramo final.

Hugo Mallo: Encuentro aseado. Metió un pie providencial para desviar un remate de Soldado antes del descanso. Sin presencia en ataque.

Murillo: En su línea habitual de firmeza. Pese a que no se guarda nada en la lucha por cada balón, no cometió ninguna falta.

Araújo: Se impuso a Soldado en el duelo entre dos especialistas en el juego aéreo. Supo gestionar la tarjeta amarilla que vio en la primera parte.

Olaza: Sin alardes. En un partido tan cerrado apenas pudo subir la banda. Sus envíos al área son la mejor opción que tiene el Celta en las jugadas a balón parado.

Okay: Fundamental para mantener la portería a cero. Ante un rival tan áspero tuvo que multiplicarse. Su único lunar defensivo fue dejarse ganar la espalda por Puertas en la ocasión más clara de todo el partido.

Beltrán: Pundonor. Empezó jugando al lado de Okay, pero el esquema inicial solo duró diez minutos y el de Seseña adelantó un poco su demarcación para actuar de interior en el triángulo de la medular. No es su posición natural y en ataque se nota mucho.

Rafinha: Otro partido más con el mono de trabajo puesto. En el 4-3-3 se encuentra más cómodo que moviéndose cerca de la banda en el 4-4-2. Provocó cinco faltas. Le faltó inspiración cerca del área rival.

Sisto: Desperdició la mejor oportunidad para los celestes. Aspas lo dejó ante el portero rival, pero el danés remató con demasiada inocencia. Falló demasiados controles y perdió el cara a cara con Foulquier. Solidario en defensa.

Aspas: No fue su noche. Aun así, de sus botas salieron los tres únicos acercamientos peligrosos del Celta. Vio la quinta tarjeta y no jugará en Getafe.

Smolov: Poco participativo. Cuando combina al primer toque ofrece lo mejor de su repertorio. El único remate a puerta que realizó no inquietó a Rui Silva. Se fue al banquillo a la hora de juego.

Mina (entró por Smolov): Desapercibido. No aprovechó la media hora que dispuso para reivindicarse. Filtró un peligroso pase interior dentro del área para Aspas. Sufre emparejado con centrales que dominan el juego aéreo.

Brais Méndez (entró por Sisto): Sin noticias del canterano como extremo izquierdo. Foulquier tampoco es la mejor pareja de baile para un atacante de sus características. Genera mucho más cuando aparece por la mediapunta.

Pape Cheikh (entró por Beltrán): Sin tiempo en su regreso tras más de un mes en el ostracismo. Óscar le dio entrada en el minuto 89. La mejor noticia para el canterano es que ha recibido el indulto del entrenador y vuelve a ser uno más de la plantilla.