CARTAGENA-MARBELLA

Wilfred para un penalti que deja líder al Marbella en un partido muy caliente

Wilfred, a los 87’ detuvo un penalti a José Ángel que vale por un liderato para el Marbella ante un buen Cartagena. Partido muy caliente en Cartagonova.

Wilfred para un penalti que deja líder al Marbella en un partido muy caliente
Pascu Mendez Diario AS

Cartagena y Marbella ofrecieron un interesante y movido partido donde un penalti detenido por Wilfred a José Ángel en el tramo final conservó el liderato para los costasoleños. Encuentro de buen nivel con tres disparos a la madera. El Marbella sigue con su racha europea de solo tres partidos perdidos desde el 7 de enero de 2019 mientras que el Cartagena ha perdido una buena ocasión de ponerse primero.

El primer tiempo fue demasiado tenso. Los dos equipos, conscientes de lo que se jugaban, no regalaban ni un centímetro a su oponente. Más brío. A los 34’ Marc Martínez interceptó de manera excepcional un gran cabezazo de Marc Martínez tras un enorme centro de Granero. La primera ocasión clara. El Marbella se hizo con los mandos del juego y a los 41’ sensacional jugada del colombiano Juergen. Su pase de la muerte fue estrellado en la base del poste por Samu Delgado con Marc Martínez batido. Se llegó al descanso sin movimiento en el marcador y con cinco amonestaciones.

Tras la reanudación el Cartagena salió mejor. A los 50’ Wilfred interceptó un uno contra uno al brasileño Vinicius Tanque. El Marbella respondió y a los 59’ Granero estrelló el segundo disparo de los de Cubillo en el palo. Cuatro minutos después la madera repelió, esta vez un remate de Vinicius Tanque.

El tramo final se puso entretenido. A los 84’ García Verdura observa como penalti una acción de Elías sobre Carrasquilla. Los jugadores del Marbella se ponen como fieras porque entienden que el del Cartagena se ha tirado y se produce una trifulca con reproches y empujones que el colegiado resuelve a base de amarillas. El máximo castigo es lanzado por José Ángel y detenido por Wilfred. Una parada que vale por un liderato. Y, con el tiempo, puede que mucho más.