ALAVÉS

Laguardia recibe el alta en Leganés y regresa a Vitoria

El central del Alavés perdió un poco la visión en Butarque tras un golpe en la cabeza y fue sustituido al descanso.

Laguardia en un salto por un balón con Guido
GTRES

El susto del día lo dio el central maño cuando empezó a perder un poco la visión en el campo de fútbol. Miraba a los focos y luego no tenía buenas sensaciones por lo que se lo comunicó a su entrenador. La jugada del golpe en la cabeza -al final de la primera parte- pasó desapercibida pero lo cierto es que tuvo consecuencias. Entre el jugador, Garitano y el médico se tomó la decisión de sacarlo del partido.

En el minuto 46 entró en el campo Lisandro Magallán y Laguardia ni siquiera se quedó en Butarque. Lo que hizo fue marcharse a un hospital para que le realizaran las pruebas pertinentes. Fue la decisión más acertada y, al activarse el protocolo tras golpes en la cabeza, se personó en el hospital de Leganés pero, a eso de las 21:30 fue dado de alta y se le dio permiso para marcharse a Vitoria con el equipo.

Sus compañeros le esperaron en el autobús al que llegó en un taxi desde el centro hospitalario. Laguardia regresó a la capital alavesa con el resto de la plantilla. Una vez en casa, pasará nuevas pruebas para descartar cualquier efecto secundario. El Alavés consiguió un valioso empate a 1 que le deja con 31 puntos en la tabla clasificatoria, en proyección de salvación segura.

Otro que regresó a la capital vasca con el resto de la plantilla es Asier Garitano. Se pensaba que igual se iba a quedar en Leganés para estar con sus amigos. Pero hay partido el viernes en Mendizorroza contra el Valencia y la dinámica de entrenamientos comenzará mañana mismo. Garitano fue ovacionado en Butarque por una afición que lo adora.