LALIGA

Van Basten: "Quien diga que Cristiano es mejor que Messi no entiende nada"

El ex internacional holandés presenta su autobiografía ‘Frágil’ en la que habla de su calvario con las lesiones, su depresión, su resurgir…

Van Basten: "Quien diga que Cristiano es mejor que Messi no entiende nada"

Marco van Basten (55 años), en una extensa entrevista en ‘Il Corriere della Sera’ y coincidiendo con la presentación de su autobiografía ‘Frágil’, hace un repaso de su carrera, recuerda los motivos de su retirada a los 31 años y comenta el estado del fútbol actual decantándose por Messi como mejor jugador del mundo, en detrimento de Cristiano: “Cristiano es un gran futbolista, pero los que afirman que es mejor que Messi creo que no entienden nada de fútbol. O eso o lo dicen de mala fe. Messi es único, inimitable e irrepetible. Como él sale uno de cada cincuenta o cien años. De niño se cayó dentro de la olla del genio del fútbol”, dice el ex internacional holandés.

Considerado uno de los mejores delanteros de siempre, Van Basten habla del fin de su carrera y de lo que podría haber conseguido de no ser por las lesiones: “Básicamente dejé de jugar al fútbol a los 28 años. Ya había ganado tres Balones de Oro. Miren a Cristiano Ronaldo y a Messi, que los siguen ganando con más de 30 años. Yo tenía 31 años cuando lo dejé definitivamente, mi hígado estaba destrozado por los analgésicos y tenía mucho dolor en mi maldito tobillo. Estaba desesperado”, recuerda con nostalgia Van Basten, que reconoce haber tenido depresión tras su retirada: “Fui una carga para mi esposa y familia. Fueron años muy malos. Tal vez tuve que tocar fondo y luego comenzar mi nueva vida".

Van Basten, una vida con muletas: “Siempre estaba con muletas hasta que un día llamé al médico y acepté su propuesta: bloquear mi tobillo para siempre. Lo fusionó con el resto de la pierna. Ya no puedo doblarlo ni girarlo. No puedo correr más. Pero ya no siento dolor. A partir de ese momento comencé a pensar en mí mismo como una persona con una vida por delante, y no como un lisiado rico y malcriado que se compadece todo el rato”.