ALMERÍA

Gutiérrez quiere marcarse 'un Emery'

Un triunfo del técnico vasco ante el Cádiz en 2006 le salvó de la destitución y le catapultó hacia el ascenso a Primera. El madrileño se juega su crédito mañana.

17 de septiembre de 2006. Cuarta jornada. El Almeria recibía al Cádiz en el Estadio de los Juegos Mediterráneos y un imberbe Unai Emery se jugaba su crédito después de las tres derrotas iniciales. El ultimátum era más que una realidad y el técnico vasco lo salvó en un partido épico. Michel abrió la lata en el minuto 6 y Corona amplió la distancia en los primeros compases del segundo acto. Sin embargo, el cuadro almeriense iba a sufrir hasta el último segundo.

A la media hora de juego Manuel Rodríguez Vallejo levantó su banderín para comunicarle al colegiado un penalti de Mané que nunca existió, puesto que dentro del área sólo estaba Westerveld. Su decisión hizo de la pena máxima una de las acciones más famosas de la historia de Segunda División. Abraham Paz no perdonó el regalo desde los once metros y Mané se fue expulsado, siguiendo su camino Bruno Saltor. El Almería se defendió como pudo con nueve efectivos para lograr los primeros puntos de la temporada, logrando su primer ascenso a la máxima categoría ocho meses después, convirtiéndose Emery en mito rojiblanco.

Mañana (18:15 horas) el cuadro indálico vuelve a enfrentarse al gaditano con el técnico en la picota. Si Gutiérrez se sienta en el banquillo de Ramón de Carranza es por no haber llegado a un acuerdo con su finiquito; sin embargo, una derrota podría abrir nuevos caminos. Eso sí, el ex del Real Madrid pretende emular a Unai Emery, con una victoria que aleje a los fantasmas y le acerque a otro ascenso a Primera División, su primer ascenso, como lo fue el de Unai Emery.