ATLÉTICO DE MADRID

La segunda línea se apunta al gol

Llorente, Thomas, Saúl y Koke han visto puerta en los tres últimos partidos del Atlético. Hay un problema de escasez general: salvo Correa, ningún rojiblanco está en su mejores cifras.

Koke, Llorente y Saúl, en un entrenamiento del Atlético.
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

Este Atlético tuvo que cargar durante meses con la etiqueta de ser el menos goleador de su historia en Liga. Lo era hasta hace quince días, pero el equipo ha enlazado dos buenas jornadas para elevar la media. Y cuando las cosas van mal se mira a los delanteros, aunque lo cierto es que, salvo Correa, ningún rojiblanco está en sus mejores cifras. Pero ahora la segunda línea se ha venido arriba para que el gol sea cosa de todos y Liverpool, Valencia y Villarreal ya lo han sufrido.

En esos tres partidos han visto portería Llorente, Thomas, Saúl y Koke. Han sido cuatro goles diferentes: desde lejos, a balón parado, en llegada desde atrás… El plan es multiplicar las variantes en ataque más allá de buscar al ariete. Por ejemplo el de Llorente, el 0-1 al Valencia, fue un gol de 9 de área. El medio entró en el área, recogió un balón muerto y fusiló a Jaume para hacer su primer tanto de rojiblanco.

La otra diana de Mestalla fue de Thomas con un zapatazo desde fuera del área, faceta en la que últimamente se ha animado. Tras ese 1-2, lo intentó desde lejos otras cuatro veces en Valencia, tres con el Liverpool y dos con el Villarreal. El golpeo es uno de sus puntos fuertes, aunque este año ha tardado en estrenar el cañón. Sus otros dos goles fueron culminando jugadas en el área.

En Champions apareció un especialista en grandes citas: Saúl. Autor de goles brillantes, el suyo al Liverpool quizá no se recuerde por estético, pero sí por importante. A los 4 minutos aprovechó un balón suelto en un córner para hacer el 1-0 que da ventaja al equipo para la visita a Anfield.

Como Thomas y Saúl, Koke lleva también tres tantos esta temporada. En 2020 le ha marcado al Barça en la Supercopa y, el pasado domingo, al Villarreal. El capitán entró desde atrás y remató de cabeza un centro de Correa. Un tanto consecuencia del dominio rojiblanco, que permitió a los medios acechar más. Así, en tres partidos se ha demostrado que la aportación de la segunda línea es fundamental. Y en las últimas semanas, ante la escasez general, está apareciendo.