RACING

Oltra decreta el estado de excepción en el Racing

Pide más agresividad y medita poner a Buñuel de central junto a Manu Hernando y dar paso en los laterales a Carmona y a Moi. Lombardo progresa adecuadamente

Santander
0
Oltra decreta el estado de excepción en el Racing
Nacho Cubero DIARIO AS

"Aquí todo nos lo vamos a decir a la carita. Yo a vosotros, al grupo y a cada uno. Y vosotros a mí, lo que tengáis que decirme, a la cara, que no vaya nadie a un compañero a decirle que le trato como a un juvenil. Me lo decís a mí. Y ya os digo que no os voy a tratar como a juveniles, sino como a profesionales que se están jugando mucho”. Así, con voz firme, casi gritando, en medio del círculo que ordenó formar a sus jugadores, comenzó José Luis Oltra, el nuevo José Luis Oltra, el entrenamiento de ayer.

Nadie, ni los jugadores ni su cuerpo técnico, abrió la boca durante los casi diez minutos que duró el discurso inicial del míster. Y no fue ese el único cambio que se pudo observar en la sesión. Durante el partidillo que organizó el técnico, casi a campo completo, ni Oltra ni sus ayudantes fueron los de las semanas anteriores. Con el jefe exigiendo desde el círculo central, “¡Agresividad..., si hay que hacer falta, la hacemos y nos ordenamos!, ¡Hay que jugar más en campo contrario!, ¡No está prohibido sacar en largo, sacamos, peleamos el salto y peleamos la segunda jugada!”, y ordenando enérgicamente los movimientos de la líneas, su segundo Fran Blasco, y el recién fichado analista Cali Trueba arengaban a gritos desde cada una de las bandas. Jaleando los éxitos y recriminando los fallos. En una sesión se les ha oído más a ellos dos que en todo el curso a los segundos de Ania y Cristóbal. Y por supuesto, más que Imbernón, el anterior analista, con participación mínima en las sesiones sobre el terreno de juego. Obviamente, fue un plan establecido por Oltra, que ha decretado el estado de excepción.

Cambios en el equipo. Más allá del estilo a la hora de gestionar el grupo, da la sensación que el valenciano está meditando introducir novedades significativas de cara al partido del Real Zaragoza. Tal vez no llegue a jugar con la línea de tres centrales (que no tiene) con la que fantaseó en el trayecto en coche de Valencia a Santander, pero de momento quiere retocar por completo la cobertura. Ayer comenzó a probar a Aitor Buñuel como central derecho, mientras que va a pasar a Manu Hernando a central izquierdo. Si en la semana no le convence el navarro, el plan B sería Miguel Goñi, del equipo filial. Olaortua, todavía con esguince en su tobillo derecho, no llegará. En los laterales también puede haber relevo con la entrada de Carmona y Moi.

El ataque está condicionado por la vuelta de Lombardo, que ayer completó media sesión sin resentirse. Si llega, la línea de tres cuartos la formarán Nando, Cejudo y el francés. Alexis, Figueras, Kitoko y Olaortua, más Papu por ‘cláusula del miedo’, están descartados.