LIGA SANTANDER

La rajada de Bulka: la afición de Hazard por la pizza, el ego de Courtois, el bloqueo de Morata...

El portero del PSG también habló sobre Cesc Fábregas, Kanté, Di María, Sarri, Verratti, Mbappé o Neymar entre tantos otros. Atizó y elogió al portero belga.

La rajada de Bulka: la afición de Hazard por la pizza, el ego de Courtois, el bloqueo de Morata...
BENOIT TESSIER REUTERS

Marcin Bulka, portero del PSG recién llegado de las categorías inferiores del Chelsea, concedió una entrevista al canal polaco de Youtube Foot Truck en la que criticó a varios compañeros y excompañeros con los que ha coincidido en el fútbol de élite. El polaco fue bastante duro con tres de sus excompañeros en el Chelsea y que ahora están en el fútbol español: Álvaro Morata, Eden Hazard y Thibaut Courtois.

Al portero belga le acusó de ególatra. "Tiene mucho ego. Si comete un error garrafal, se acerca al entrenador y le empieza a decir: "Este defensor estaba mal colocado, debería haber hecho esto...". Nunca acepta que ha sido su culpa. A Cech le pasaba lo mismo", aseguró el del PSG. Con Courtois también coincidió en una grabación de un spot para la marca de cámaras de vídeo GoPro en la que el belga se rió de su inglés. "Hicimos un video para GoPro en la portería. Querían que dijera algo para los aficionados en inglés pero estaba muy nervioso y no era capaz de decir bien una frase. Él se reía mucho de mí. Al final, dije hasta cosas en polaco", reconoció entre risas. Aunque critica su actitud, Bulka cree que se parece a él en su estilo de juego. "Creo que me parezco a Courtois parando aunque soy mejor con los pies. Thibaut no es malo pero, a veces, no quiere arriesgar y genera una jugada peligrosa para si mismo. Hay días donde está imbatible.", afirmó. 

Sobre el compañero del portero en el Real Madrid y la selección belga. Eden Hazard, aseguró que al 7 blanco sus platos favoritos son las pizzas y las hamburguesas. "Le encantan las hamburguesas y la pizza. Le veía todo el tiempo en pizzerías. En el Chelsea esto no fue un problema pero en el Real Madrid, especialmente tras la última lesión, puede que se excediera un poco con el peso. Nada le importa más que el fútbol y pasar un buen rato", dijo el meta.

Morata y su mal momento en el Chelsea

Morata pasó un mal momento anímico durante su etapa en el Chelsea que él reconoció que afectó a su rendimiento. "Tenía un bloqueo en la cabeza y no quería hablar con nadie. No quería escuchar a nadie. Solo quería quedarme en casa. "Probablemente no sea depresión, pero casi...", aseguró en Mirror. Sobre ese bloqueo también habló Bulka, el portero con el que entrenaba a diario en el Chelsea. "Pasó un mal momento en el Chelsea. El odio de los aficionados le afectó y se notaba incluso en los entrenos. Era fácil parar sus tiros, tenía un bloqueo mental. A veces era hasta vengativo. Cuando se enfada, dispara como si quisiera matar al portero", explicó.

Bulka también recordó una anécdota que Morata le contó cuando entrenaba con Casillas en el Real Madrid. "Una vez su disparo le quitó la gorra a Iker y él se empezó a reir. Me dijo que después del entreno, Casillas se le acercó, le dio en la cara y le dijo: "Puedes meterme gol, pero de mi no te burles", añadió. 

Y varios compañeros más...

Bulka no se cortó en Youtube y opinó de más personajes del mundo del fútbol con los que ha coincidido para bien y para mal. Contó varios chistes internos del vestuario del Paris Saint-Germain y del Chelsea con Neymar, Mbappé, Cesc Fábregas, etc. 

Di María: "Hijo de puta (sic). Le encanta bromear y vacilar a todo el mundo. Tiene una rutina en los entrenos muy graciosa. Todos los días hace exactamente lo mismo. En el gimnasio, siempre tiene que usar la misma bici. Una vez en las duchas había siete vacías y Mitchel Bakker se estaba duchando en la que solía usar él. Ángel no quiso ducharse en otra y le dijo a Bakker que saliera. Le tuve que explicar a Mitchel que esta era la ducha de Di María porque Ángel no habla francés después de siete años en Francia. Al salir de la ducha, siempre se seca igual, primero los hombros, luego, las piernas y la cabeza. Odia su etapa en el United. No tiene ni un buen recuerdo allí. Cada vez que ve que ponen algún partido del United en alguna pantalla va y lo quita".

Mbappé: "Cuando acelera no puedes hacer nada. Es un tipo genial y habla mucho. Cuando llegué al PSG, Meunier me avisó. "Mbappé habla mucho. A veces, puedes pasar de él porque seguramente estará hablando solo".

Neymar: "Le encanta cambiar de pelo. Un día vino con gorra y, de repente, se la quitó y se había puesto rastas. Pensé: "Mierda, ¿Bob Marley está vivo?". Tiene sus rituales. Baila antes de los partidos. Debe ser algún baile brasileño".

Verratti: "Le ves jugar y piensas que tiene una cámara para ver lo que pasa en la nuca. Una vez, volviendo de un partido, estábamos en el aeropuerto sentados delante de una pantalla en la que anunciaban las salidas. Cuando salió un vuelo a Barcelona, el míster nos dijo: "Chicos, vigilad a Neymar". Cuando salió otro para Ibiza, soltó: "Chicos, echadle un ojo a Marco".

Cesc: "Una vez le dijo a un portero: "Si me paras un penalti, te doy uno de mis coches". El portero no lo detuvo pero, en otra ocasión, hizo la misma apuesta con Willy Caballero. Le dijo: "Si me paras un penalti, te compro un Range Rover". Willy lo paró y, al día siguiente, Cesc le trajó un Range Rover de los 90 con todas las ventanillas rotas, una puerta que se caía, sin espejos... "Ahí tienes tu Range Rover", le dijo a Willy".

Sarri: "Puede hacer un entrenamiento específico durante una semana. Corners, faltas, salidas... Tiene muchos ejercicios para contraatacar o para otras cosas que pueden llegar a ser aburridos. No lleva un modo de vida demasiado sano. Se fuma tres paquetes al día y bebe café como un loco. Puede fumarse un paquete en un descanso para un café. Estoy un poco preocupado sobre lo que va a durar si sigue así".

Ross Barkley: "Había una broma interna con él en el grupo. Cuando hacía algo mal en el entreno, Sarri le gritaba con su voz ronca por los cigarrillos: "RRRRRROOOOOSSSSSS". Hasta nosotros le gritamos así. Una vez, estaba sentado a su lado en una charla prepartido en la que Sarri estaba muy caliente. De repente, me sonó el teléfono. Lo silencié, pero Sarri se giró hacia nosotros enfadadísimo y le gritó: "¡RRRRRROOOOOOSSSSSSSSS!"

Kanté: "Siempre quiere que brillen los demás. Creo que si corriera una maratón ganaría al tipo ese que bajó de dos horas (Kipchoge). Conduce un Mini y lleva un Samsung viejo con la pantalla rota. Todo el mundo le pregunta que porqué no compra uno nuevo. Siempre contesta "si funciona, ¿para qué quiero uno nuevo?".

Meunier: "Es muy listo. Puedes hablar con él de un montón de cosas que no tengan nada que ver con fútbol y siempre tiene algo interesante que decir. Me dijo que una vez coincidió en un evento con un grupo de raperos y tenían que cambiar de tema de conversación cada 15 segundos porque no encajaban ningún tema"

Kurzawa: "Tiene raíces polacas y siempre corrige a los periodistas cuando pronuncian mal su nombre. Una vez le pregunté si sabía lo que significaba 'kurwa' en polaco (en polaco sirve para la expresión 'joder,...' y para decir 'puta' o 'zorra). Él dijo que no pero que le preguntaría a su madre".

Cech: "Siempre estaba superconcentrado. Los entrenadores del Chelsea me contaron que solía hacer ejercicios de matemáticas antes de los partidos porque le ayudaba a concentrarse".