CÁDIZ B-CÓRDOBA

El Cádiz B frena la escalada de un Córdoba arropado por 500 aficionados

El Córdoba, arropado por 500 seguidores, no pudo pasar del empate ante el correoso filial del Cádiz. Javi Pérez, de penalti, neutralizó el gol de Miguel De las Cuevas.

El Cádiz B frena la escalada de un Córdoba arropado por 500 aficionados
ALVARO RIVERO DIARIO AS

El Córdoba arrancó un punto de El Rosal que sabe a poco en sus aspiraciones de echar el galgo al liderato que se disputan Marbella y Cartagena. El equipo de Raúl Agné, que vio el partido desde la grada por encontrarse sancionado (Arnau Salas fue quien dirigió desde el banquillo) se adelantó en el marcador a los 25’ con un gol del experimentado Miguel De las Cuevas. Pero no supo administrar esta ventaja que neutralizaron los cachorros cadistas con un penalti transformado por Javi Pérez.

Los primeros compases del partido tuvieron un claro dueño. Los locales salieron a por todas, generando peligro con algún centro de Chapela que no encontró rematador y un disparo tras una internada por banda derecha del delantero.
Los de Raúl Agné se vieron superados por los constantes acercamientos del filial, al mismo tiempo que la sólida línea defensiva del Cádiz B hacía desesperarse a los jugadores cordobesistas.

De poco sirvieron las internadas por banda derecha de Iván Robles, que siempre finalizaban con el despeje de Marc Baró. Lo mismo sucedía por banda izquierda, donde José Alonso y Moi no dejaban pisar área ni a Iván Navarro ni a Javi Flores.

La ocasión más clara llegó en el minuto 19, cuando Moi se hizo con el balón en el centro del campo, regateó a varios rivales para combinar con Javi Pérez, que puso el balón a Sergio Pérez. Pero el disparo del sevillano fue muy ajustado al segundo palo y terminó atravesando la línea de fondo.

En el minuto 25 aprovechó el Córdoba el despiste de los canteranos en el centro del campo para adelantarse en el marcador. Javi Flores se hacía con el poder de un balón sin dueño y ponía un pase en largo para que su compañero De las Cuevas rematara a placer.

Tras el gol, el Cádiz B siguió con el mismo plan, no dejar a los visitantes pasar de medio campo mientras merodeaban el área rival. A pesar de los intentos, el filial no consiguió igualar el marcador en el primer tiempo.

La segunda parte comenzó lenta. Ni los de Agné ni los de Pavón generaban claro peligro. Una falta cerca del área sacada por Marc Baró fue lo más cerca que tuvieron los amarillos el empate en los primeros minutos del segundo tiempo.

En el minuto 61 llegó la recompensa de un filial insistente que no bajó los brazos en ningún momento. Chapela quedaba solo ante el portero, Edu Frías, y el defensa corbobesista Escobar cometió falta al frenarlo con una entrada por detrás. El colegiado pitó el penalti que convirtió el capitán Javi Pérez.

El empate no cambió el ritmo del partido. La mayor parte del tiempo el balón permanecía en el centro del campo, sin llegar a generar peligro en los pobres acercamientos de ambos conjuntos. El fuerte viento tampoco ayudaba de cara a portería, los pocos balones que llegaban terminaban desviados por las rachas de viento.

Con este empate tanto Córdoba como Cádiz B mantienen sus posiciones y expectativas. Los cadistas para no meterse en problemas y los cordobeses en su empeño por mantenerse en  playoff.